Mis amigos son

martes, 7 de junio de 2011

Por si no lo leíste

 Para salar más la comida habrá que pedirla al mozo. Será así si tiene éxito el acuerdo que firmaron ayer la cartera de Salud de la Provincia de Buenos Aires con los gastronómicos, con la adhesión de la Fundación Cardiológica Argentina, la Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial y la Fundación Argentina de Nefrología, entre otras entidades. El convenio se da en el marco del Programa Provincial de Hipertensión Arterial y apunta a reducir el consumo de sal en la población.
La excesiva ingestión de sal tiene una relación directa con la hipertensión arterial, responsable a su vez de la mayoría de las enfermedades cardiovasculares, que son la principal causa de muerte en el país y en el mundo.
Ayer, el Ministerio de Salud provincial también le puso la firma a un acuerdo con la Federación Argentina de la Industria del Pan y Afines (FAIPA) mediante el que esa entidad llevará una campaña en las panaderías del distrito para promover que en la receta del pan se reduzca el contenido de sal.
Actualmente, la proporción de sal usada en la elaboración de pan ronda entre 800 y 850 gramos por cada bolsa de 50 kilos de harina, y la FAIPA propondrá a los panaderos que no usen más de 750 gramos por cada bolsa de harina.
Se estima que unos 3,7 millones de residentes de la provincia de Buenos Aires padecen hipertensión , y que la mitad de ellos lo ignora. En promedio, cada argentino consume trece gramos de sal por día cuando según la OMS se debería consumir menos de cinco gramos diarios. Si se  pudiera bajar tres gramos el consumo diario se evitarían unas 2.000 muertes al año, sobre todo, por accidentes cerebrovasculares. El retiro de la sal de las mesas es una medida que, acompañada de otras, ha demostrado en otros lugares del mundo ser efectiva, y citó el ejemplo de Karelia del Norte, una región de Finlandia, país particularmente afectado por las afecciones cardiovasculares.
A su vez es importante que se disminuya el contenido de sal en el pan, dado que se trata de un alimento que llega a una porción muy grande de la población y que en promedio se consume a razón de un cuarto kilo por habitante por día.
La adhesión de restoranes y panaderías a las medidas propuestas en el acuerdo será voluntaria y no habrá sanciones para quienes decidan no cumplirlas.
En cambio, si llega a convertirse en Ley el proyecto, los restoranes de la provincia de Buenos Aires serían multados si colocaran saleros en las mesas sin que un comensal se los pidiera expresamente.




Funte: diario Clarín  -  Buenos Aires  Argentina



    13 comentarios:

    1. No se donde vamos a llegar, el caso es prohibir y prohibir. Un saludo desde España

      ResponderEliminar
    2. Ayyyyy yo estoy "COCINADA !, soy tan salerosa , jaja ! antes de empezar , sin probar la comida empiezo a poner sal , siiii, un horror , por ahora sigo siendo de presión baja , pero a mi edad...., he probado poner la de bajo sodio , pero le ponía tanta , porque no encontraba gusto, que pensé debe de ser lo mismo poniendo tanta !.
      Saludito
      Cris//mujeresdesincuentay

      ResponderEliminar
    3. No se si será una medida efectiva. Al que le guste con más sal, la necesite o no, la pide y ya. Tal vez para los salerosos compulsivos de resultado. Pero bueno, es una medida que no perjudica a nadie y tal vez ayude a algunos. Saluditos!

      ResponderEliminar
    4. a mi no me parece una "prohibicion", ya que si uno quiere la sal la pide al mozo y listo. Por el contrario me parece una medida muy buena.

      ResponderEliminar
    5. Cuando mi marido me contó que sacarían los saleros de las mesas, le dije, ah, será por los robos? jajjaja, no se me había ocurrido esta razón, no creo que valga la pena, cuántas veces va uno al restaurant? Me refiero a sentarse bien a la mesa, no cuando comemos fast food en la oficina. Y los sobrecitos de sal?
      Yo apenas pongo sal en la comida, es cuestión de costumbre, lo mismo con el azúcar.
      Un beso,

      ResponderEliminar
    6. Nosotros comemos con poca sal, pero me llama la atención cuando comemos afuera que algunas personas colocan sal a su plato en cuanto el mozo lo deja sobre la mesa. Pienso que primero habría que probar¿no? Si no tenés presión alta adelante!

      ResponderEliminar
    7. EEEyyyy! Otra fan de Mafalda sii, este blog también me perteneecee!! :)
      Y.. también odio la sal! jajaja

      ResponderEliminar
    8. Francamente me parece una buena medida, cuanto más se ayude a prevenir enfermedades mejor!
      No me parece una prohibición, más bien un acuerdo entre partes por un motivo justo!
      Es cierto que cuando le ponés más sal a la comida después de cocida no queda con el mismo sabor, estás comiendo sal pura!
      En casa hace años que usamos sal con bajo contenido de sodio y poca.
      Es más, si me olvido de echar sal no me piden más! Al contrario se siente más el sabor de los ingredientes.
      Dicen que la presión me baila y hace mucho que uso este método y cuando voy a un lugar donde usan la cantidad que yo misma usaba antes, retengo líquido a lo pavote! Y me hincho toda!
      Ojalá se implemente este acuerdo en caba, así podré ir más seguido a restaurantes!
      Besos...

      ResponderEliminar
    9. Ciertamente tomamos demasiada sal y no es buena para la salud. Yo creo que está bien que no potencien el que las personas pongan sal, quitando los saleros de la mesa...Aquí en España están demasiado ocupados con el tabaco para pensar en la sal, ja ja
      Un abrazo

      ResponderEliminar
    10. NO soy participe de las reglamentaciones más de esta indole, entonces tendrían que sacar de la Carta los platos altos en calorias para evitar la obesidad, como esas habría muchas, yo creo que más que sacar la sal deberían invertir en educación la mejor arma sigue siendo la información.
      Te doy las gracias por tu visita y me quedo por aca dando vueltas, hay mucho por leer.
      Cariños

      ResponderEliminar
    11. Pasaba a saludarte Norma....
      Buen tema este, como siempre.
      Uso poca sal y poca azucar, pero que no caiga en mis manos un dulce de leche, la locura total jaja (menos mal que soy sana y que es muy complicado encontrar esa ricura por aca)
      Para mi todo es cuestion de moderacion, me parece buena medida todo lo que lleve a prevencion.
      Carinos y que tengas un hermoso dia,
      Dolly

      ResponderEliminar
    12. Hola Norma! vengo a conocerte, me gusta mucho lo que escribís, tenés un blog de cosas muy interesantes.
      Te agradezco la visita y tu lindo mensaje...prometo venir nuevamente y lástima que tu Mafalda no se quedó entre mis seguidores!
      Besos y que tengas un buen día!!!

      ResponderEliminar
    13. Hola,recien conoci tu blog! A mi me toca eso de la hipertension,hace mas de un año como practicamente sin sal,y me costumbre,parecia que no podia dejar la sal ,pero pude y no la extraño!
      Nuestro blog es de patchwork y manualidades te invito a visitarlo !
      con nuestras telas e hilos...!!!

      Un saludo!

      ResponderEliminar

    Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

    Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

    Entradas populares