Mis amigos son

sábado, 28 de abril de 2012

Aventuras y desventuras de una abuelita




Una Dulce Abuelita habla por teléfono al Sanatorio y pregunta tímidamente,
¿Sería posible que alguien me informara, como está una paciente?

La Operadora contesta...
Encantada de ayudarla,
¿Cómo se llama la paciente y en qué cuarto está?

La Abuelita con su voz temblorosa dice:
-Nora Fernández, Cuarto 302

La operadora responde:
-Permítame ponerla en espera, mientras hablo con la enfermera del piso para poder informarle.

Después de unos 2 minutos, le informa:
-Tengo buenas noticias, la enfermera que en este momento está con ella me dijo que Nora va muy bien, su presión arterial y su glucosa ya están en su curso normal y su Doctor que la vio esta mañana dice que la darán de alta el martes.

La Abuelita dice:
-Que alegría… ya estaba preocupada, Dios la Bendiga señorita por las buenas noticias.

La Operadora dice:
-Fue un placer ayudarla, perdón, ¿Nora es su Hija?

La Abuelita le contesta:
-No!!!!!…
¡¡¡¡¡¡Nora, soy yo, la del Cuarto 302!!!!,
¡¡¡¡ lo que pasa es que estoy internada por la obra social de los jubilados y nadie me viene a ver, toco el timbre y nada.
No me dan medicamentos, no me sirven comida, la enfermera no viene a verme y el médico hace tres días que no aparece, entonces antes de ayer me vine a mi casa.
Estoy llamando para saber si ya estoy bien y si en ese sanatorio alguien se dio cuenta que me fui.!!!

26 comentarios:

  1. Una buena entrada para reflexionar. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. jejejeje, muy bueno Norma, por aquí ya mismo nos veremos de la misma manera que has contado esta historia.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Como dice Emilio...no pasará mucho sin que por aquí ocurra algo similar o peor incluso.
    Tiemblo al decir esto,porque me parece aterrador e inhumano.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Madre mia Norma, esta historia es graciosa pero a la vez te da en que pensar, no creo que falte mucho para que por aqui ocurra lo mismo... Un beso guapa y feliz finde :)

    ResponderEliminar
  5. Este texto tiene un sabor...¿agridulce? Te hace sonreír y a la vez, tal como están las cosas, piensas que ...¡todo es posible!
    Bueno, para que no nos pongamos melodramáticas, en mi blog tienes un premio, por todos los buenos ratos que nos haces pasar.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Norma te felicito!! es una entrada llena de sabiduria y con un mensaje que hace temblar...tal como estamos ante los nuevos acontecimientos sobre sanidad... gracias por compartir una historia llena de encanto y simpática...pero que hace pensar...el ingenio dela ancianita
    es fabuloso !!!!!
    Un abrazo de Begoña

    ResponderEliminar
  7. Aucinante, aunque no me extraña que estas cosas pasen, Pobre abuelita Nora, besos

    ResponderEliminar
  8. Uyyyy...esta sí que es fuerte y a la vez para reflexionar.
    Un beso amiga y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  9. Norma, qué bueno, Dios quiera que no lleguemos a eso porque vamos camino de ello.

    ResponderEliminar
  10. Muy buena tu entrada, esperemos no lleguemos a eso.
    Haber que pasa, como está todo...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Es...tragicómico!?
    Que nunca lleguemos a eso.
    Un beso grande y buen fin de semana largo

    ResponderEliminar
  12. Sabia del chiste....... esta bien.....

    ResponderEliminar
  13. Muy bueno. Por aquí, como sigamos como vamos dejará de ser un chiste
    Besitos

    ResponderEliminar
  14. Para pensar como siempre que planteas una entrada,un poco de risa y un poco de llanto.
    Felicidades.

    ResponderEliminar
  15. "Cualquier semejanza con la vida real es pura coincidencia"
    Disfrutá de tus nietas!! Besote!

    ResponderEliminar
  16. Soberbia la abuelita, la aplaudo!!!
    Lamentable el hospital, que al paso que vamos...

    Buen finde, besos!

    ResponderEliminar
  17. Jajaja dicen que más sabe el zorro por viejo que por zorro.
    Muy bueno, seguro que nadie echó de menos a la pobre.
    Bss y buen finde

    ResponderEliminar
  18. Lo lamentable es que aunque de risa, es muy posible que esto pase no?
    Que tengas un bello finde!!!
    Roos

    ResponderEliminar
  19. muy buena, la abuela,
    es gracioso el chiste, pero el tema no tiene ninguna gracia, mas o menos así empiezan a ser los hospitales y las residencias.
    un beso Nora
    Azucena

    ResponderEliminar
  20. Pues como chiste está buenísimo, no te niego que me hizo reir mucho... pero que triste la realidad de muchos de nuestros mayores, no solo abandonados por su misma familia, sino por todo tipo de servicio de salud.
    Cariños,
    Piedad

    ResponderEliminar
  21. Pues como chiste está buenísimo, no te niego que me hizo reir mucho... pero que triste la realidad de muchos de nuestros mayores, no solo abandonados por su misma familia, sino por todo tipo de servicio de salud.
    Cariños,
    Piedad

    ResponderEliminar
  22. QUE BIEN!!!!!!
    ME PARECE GENIAL...EL CHISTE.
    NO ES MUY DIFERENTE LA REALIDAD SUPONGO...
    BUEN FIN DE SEMANA.
    CHAUCITO.

    ResponderEliminar
  23. La abuelita muy ingeniosa jeje
    pero el trasfondo preocupante.
    Tus blogs querida Norma, siempre MARAVILLOSO!
    Besos,
    Dolly

    ResponderEliminar
  24. jajajaa, muy buenoooo, jijji...me hiciste reír, en un día muy triste...gracias. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Entradas populares