Mis amigos son

domingo, 27 de mayo de 2012

Déjame dormir




Buenísimo…..y absolutamente actual…. Qué ingenio !!!!
PENSAR QUE ESTO FUE ESCRITO HACE SIGLOS y no pierde vigencia.

 DÉJAME DORMIR, MAMÁ

Hijo mío, por favor,
de tu blando lecho salta.
Déjame dormir, mamá,
que no hace ninguna falta.

Hijo mío, por favor,
levántate y desayuna.
Déjame dormir, mamá,
que no hace falta ninguna.

Hijo mío, por favor,
que traigo el café con leche.
Mamá, deja que en las sábanas
un rato más aproveche.

Hijo mío, por favor,
que España entera se afana.
¡Que no! ¡Que no me levanto
porque no me da la gana!

Hijo mío, por favor,
que el sol está ya en lo alto.

Déjame dormir, mamá,
no pasa nada si falto.

Hijo mío, por favor,
que es la hora del almuerzo.

Déjame, que levantarme
me supone mucho esfuerzo.

Hijo mío, por favor,
van a llamarte haragán.
Déjame, mamá, que nunca
me ha importado el qué dirán.

Hijo mío, por favor,
¿y si tu jefe se enfada?
Que no, mamá, déjame,
que no me va pasar nada.

Hijo mío, por favor,
que ya has dormido en exceso.

Déjame, mamá, que soy
diputado del Congreso
y si falto a las sesiones
ni se advierte ni se nota.
Solamente necesito
acudir cuando se vota,
que los diputados somos
ovejitas de un rebaño
para votar lo que digan
y dormir en el escaño.
En serio, mamita mía,
yo no sé por qué te inquietas
si por ser culi parlante
cobro mi sueldo y mis dietas.
Lo único que preciso,
de verdad, mamá, no insistas,
es conseguir otra vez
que me pongan en las listas.
Hacer la pelota al líder,
ser sumiso, ser amable
Y aplaudirle, por supuesto,
cuando en la tribuna hable.
Y es que ser parlamentario
fatiga mucho y amuerma.
Por eso estoy tan molido.
¡Déjame, mamá, que duerma!


Bueno, te dejo, hijo mío.
Perdóname, lo lamento.
¡Yo no sabía el estrés
que produce el Parlamento!

Fray Junípero Serra (1713 - 1784) Religioso franciscano español.

21 comentarios:

  1. Norma, muy bien sacado a relucir, fíjate si ha llovido desde mediados del 1700 y las cosas siguen igual, ¿es que no tienen solución?, de ser así, estamos arreglados.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. A mi personalmente, me encanta dormir, duermo muy muy bien mis 8 9 horas diarias, vamos casi como los bebes,pero luego de dia, me levando a las 7.30 me voy a correr mas todo el trabajo que se acumula a una mami en casa!! me levanto fresca y con ganas! dormir para mi es fundamental!!
    cocinando hacia los picos

    ResponderEliminar
  3. Yo no soy nada dormilona, mas bien poco pero si es suficiente para que perder el tiempo si puedes disfrutar aun mas......

    ResponderEliminar
  4. Todo un visionario.
    Para desgracia de todos los españolitos de a pie...
    Nuestro dormir cada vez es más corto.
    Besos y mi aplauso a esta entrada.

    ResponderEliminar
  5. ¡¡¡BUENÍSIMO!!! Ya se ve que por ciertas cosas no pasan los años, cruzan la barrera del tiempo y el espacio sin dificultad ninguna.¡Es una pena!

    Un besito

    ResponderEliminar
  6. Vaya, ahora lo entiendo, si este poema tiene tantos años, los "pobres" lo único que hacer es seguir la tradición. Qué cruel soy, y yo pensando que eran unos auténticos parásitos.
    Mejor me muerdo la lengua.
    Besitos y feliz domingo

    ResponderEliminar
  7. Bueno ya están soplaando otras brisas :)

    ResponderEliminar
  8. ¡Qué actual y qué lástima que las cosas no hayan cambiado! Gracias por mostrárnos aquí qué imagen se tenía de los diputados en el siglo XVIII. No ha cambiado nada desde entonces. Te envío un e-mail con algo que quizás te guste.
    Un beso,
    Chari

    ResponderEliminar
  9. Pues es verdad que todo sigue igual y peor por que hay más!!
    A mi tambien me gusta dormir, pero a cierta hora ya estoy despierta da igual a la hora que me aueste!! Besos

    ResponderEliminar
  10. Muy bueno ete post...y como bien dices, la vida sigue igual.
    Un besote

    ResponderEliminar
  11. NUNCA LO HABÍA OÍDO
    AUNQUE ME IMAGINO QUE LO QUE TIENES EN AMARILLO SERÁ UN PARAFRASEADO , ACTUAL
    PORQUE COMO MUCHO ESO ES DE SIGLO XIX , EN ESPAÑA EN ESA ÉPOCA NO HABÍA PARLAMENTO ,NI CONGRESO , NI NADA QUE SE LE PARECIERA

    El Congreso de los Diputados tiene su antecedente más remoto en el Estatuto Real de 1834, otorgado por la reina María Cristina, regente durante la minoría de edad de Isabel II, y que estableció por primera vez en España la configuración bicameral de las Cortes, al dividirlas en dos Estamentos: el de Próceres del Reino y el de Procuradores del Reino.

    ResponderEliminar
  12. Que entrada tan genial amiga ! y para los tiempos que corren por la madre patria y otras... que ni al pelo !
    Besitos.

    ResponderEliminar
  13. Norma no existe nada nuevo bajo el sol, la historia se repite y no nos sirve para aprender de ella.

    ResponderEliminar
  14. Real como la vida misma jaja
    Un beso Norma

    Pilar

    ResponderEliminar
  15. Lo que quiere decir que tenemos un estancamiento que ni los posos del café nos desatrancan. Pero esto pasa en todos los sitios.

    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Norma tu poema rescatado de los siglos...viene a demostrar la tan acertada frase " de que el poder corrompe"...y nos hace reflexionar sobre que la politica como la j....no tiene enmienda...¡¡que triste!!
    estoy totalmente desencantada con las políticas de mi país...sea del signo que sea...espero que salgamos adelante a pesar de esa panda de mangantes...
    Un abrazo y feliz semana

    ResponderEliminar
  17. Me recuerda a nuestros diputados, pero ellos se duermen en el congreso.
    ¿Donde aprenderían eso?...

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  18. Buenisimo Norma, gracias por compartirlo con todos.
    Besos
    Miguel
    lareposteriademiguel.blogspot.com

    ResponderEliminar
  19. jajajaja, no he podido por menos de compartirlo en mi facebook
    Un saludo
    Azucena

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Entradas populares