Mis amigos son

lunes, 25 de junio de 2012

Nomofobia



Uno de los trastornos de ansiedad que trajo aparejado el desarrollo de las nuevas tecnologías es la "nomofobia" o temor extremo a salir sin el celular a la calle, una afección que sufre un 53% de los usuarios de teléfonos móviles que, según un informe argentino, pueden evidenciar agresividad, inestabilidad o dificultades de concentración.
Estos síntomas se hacen visibles cuando las personas "pierden su teléfono móvil, se les agota la batería, el crédito, o no tienen cobertura de la red", reveló una investigación del Centro de Estudios Especializados en Trastornos de Ansiedad, con sede en Buenos Aires y Madrid.
De acuerdo con los datos del informe, este trastorno "creció 13% en los últimos cuatro años, debido a que cada vez son más los consumidores que se ven atados a sus teléfonos inteligentes y a que la tecnología es cada vez más accesible y económica".
Los trastornos de ansiedad, en este caso, pueden estar acompañados por síntomas tales como malestar general, hipervigilancia, inquietud o temor a estar desconectado o aislado.
Las personas que sufren nomofobia adoptan comportamientos de reaseguro y "sienten que el teléfono o las conversaciones mantenidas les dan tranquilidad, rechequean mensajes y mails y visitan las páginas de redes sociales o las noticias en forma permanente".
El informe del Ceeta añade que una respuesta típica de la personas que tienen este problema "es que el teléfono es su vida, que lo es todo, que les brinda la sensación de sentirse acompañados".
El caso más común es que "llegan a situaciones tales como no poder dejar el celular incluso en los momentos de reunión familiar como puede ser compartir una cena o reunión".
En este aspecto, son las mujeres y los adolescentes los que suelen ser más propensos a este nuevo trastorno. El informe señala la importancia significativa que tienen los adultos en la vida de los niños para evitar ejercer "una influencia a través de su comportamiento".
Los especialistas del Ceeta recomendaron "a los padres evitar que los hijos tengan conexión a la red desde su habitación y establecer horarios para un uso correcto de las tecnologías".
"Hay que separar momentos: la noche es para dormir y, por lo tanto, el teléfono móvil debe de estar apagado; del mismo modo que la cena es para comer y no para estar con el celular".
"La clave es aprender a controlarse, desprenderse del móvil de forma gradual, afrontar de forma aislada las sensaciones y pensamientos negativos derivados de este padecimiento como pueden ser las crisis de pánico", alerta el informe.
El termino "nomofobia" proviene de la abreviatura de las sílabas no-mobile-phone (teléfono) y surgió en el Reino Unido, primer país que detectó los avances de este trastorno.
Esta nueva forma de ansiedad también fue estudiada en España por un grupo de psicólogos agrupados en la organización USP Hospitales, para quienes los más propensos a sufrir de nomofobia "son los que tienen teléfonos inteligentes, ya que son los aparatos que más prestaciones permiten realizar, por lo que la dependencia se acrecienta".
El psicólogo Ildefonso Muñoz aseguró que "los jóvenes son el colectivo más vulnerable, ya que su actual patrón de sociabilidad y relación con los iguales ha cambiado desde hace una década atrás"
"Mensajes de móviles y chat predominan en su forma de interactuar y, por lo tanto, sin computadora ni móvil su apagón comunicativo es casi total", precisó.


Nosotros jugabamos así




Ahora ellos juegan de este modo 





http://www.lacapitalmdp.com/noticias/La-Ciudad/2012/06/04/219901.htm

14 comentarios:

  1. Norma me estas agobiando, jejeje

    ResponderEliminar
  2. Son cosas del desarrollo tecnológico y su avance, que si bien es bueno para muchas cosas, para otras es perjudicial.

    Lo más terrible de la telefonía móvil o los ordenadores, es que casi nadie sabe de lo vital que resulta el conseguir coltan,un mineral que extraen niños en la república del Congo.
    Niños explotados para nuestro beneficio...
    Y todos caemos en la tentación e indiferencia.
    Te dejo un enlace por si quieres informarte algo más:

    http://www.youtube.com/watch?v=nesgMTgawlA

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. A mi tambien me ha tocado jugar asi y que bien que me lo pasaba....

    ResponderEliminar
  4. El tema es que al tener tantas aplicaciones los teléfonos de hoy, están todo el día enganchados a él. Por eso el mío sirve para llamar, sacar fotos y poco más,
    Por cierto, bastante que jugué yo con esos "teléfonos" rústicos del dibujito y además funcionaba, jeje
    Besitos

    ResponderEliminar
  5. Odio el móvil o el celular como le llamáis vosotros, a pesar de tener uno y de ser un elemento que gracias a el me da de comer, a pesar de ello, casi nunca la llevo encima, se me olvida.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Hola amiga... es que ya me desespera ver a todo el mundoo con el móvil en la mano...pendientes y viéndoles como si fuera a manar petróleo de él.
    Yo no tolero esa adicción ...me supera !
    Iba en un autobus por Madrid y desde mi asiento... veo a un chico conduciendo con una mano en pleno centro una furgoneta porque la otra la tenía ocupada con un móvil encendido . Creo que ya se ha llegado a un límite que supera todo lo imaginable.
    Habrá que adaptarse pero te comento que una vez dije: " cuando me jubile...reloy y movil......al olvido"
    De eso hará dos años y no veas lo feliz y libre que me siento.
    Besitos amiga y muchas gracias por tus visitas y comentarios en mi blog.

    ResponderEliminar
  7. En primer lugar gracias Norma por ampliar mi diccionario culinario Hispano-Americano y en segundo lugar conforme a lo que dices de lis móviles en casa se olvidan por lo menos durante las cenas, las comidas, las siestas y la noche que por supuesto es oara dormir, besos

    ResponderEliminar
  8. JA JA JA el post está más que bueno. Besos.

    ResponderEliminar
  9. jolin no sabia que hubier este tipo de enfermedad, con lo que me gusta salir sin movil a mi jajaj, besos

    ResponderEliminar
  10. Que pena! que cosas más buenas se pierden estos niños !
    Bsos

    ResponderEliminar
  11. No padezco de eso, mi movil es de la època de Atapuerca.

    Besos!

    ResponderEliminar
  12. móvil, celular, smartphone o como se le llame, es algo que yo nunca voy a tener. no lo necesito.
    (y eso que hasta me lo han querido regalar)
    huelga decir que tampoco tengo facebook ni twitter y si estoy en blogger, es tan sólo por una deferencia a carina
    un beso.

    ResponderEliminar
  13. ¡Bueno, una de las cosas que evitaban que entrara a Facebook era esa! El temor de estar pendiente de Facebook, pero por suerte no logró, al menos por ahora.
    En realidad lo que me interesa de él es poder ver a mi hijo, mi nieto y mi nuera. Y ellos hasta la noche tarde no pueden conectarse y allá en P.D. hasta a veces se les corta Internet y no tienen por días... Ja...ja...
    Pero reconozco que es un nuevo problema para padres e hijos de esta época. Habrá que tomar precauciones o encontrar los medios de mantenernos fuera de esto...
    Excelente nota Norma. Besote...

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Entradas populares