Mis amigos son

lunes, 10 de diciembre de 2012

Insomnio




El insomnio es uno de los trastornos de sueño más comunes y, aunque la mayoría de las veces suele concebírselo como la dificultad para conciliar el sueño, puede tomar varias formas:
- insomnio inicial: problema para dormirse al acostarse,
- insomnio intermedio: despertarse frecuentemente durante la madrugada,
- insomnio terminal: despertarse muy temprano en la mañana.
“Lo primero que hago cuando un paciente presenta insomnio es ayudarlo a determinar las causas por las cuales tiene esta dificultad”, asegura la licenciada en Psicología, Silvia Ocantos. Y agrega: “Al no poder medicar, ayudo desde mi lugar e intento establecer los motivos. Por lo general, son problemas de la vida cotidiana vinculados a las ocupaciones diarias como el trabajo o el estudio”.
Sin embargo, la psicóloga considera que “hay circunstancias ocasionales que también pueden provocar insomnio como la muerte de un ser querido, un viaje próximo a concretarse, o situaciones que tengan al protagonista en un estado de ansiedad o nerviosismo”.
¿Hay adolescentes que padecen de insomnio?
A pesar de que no hay un período de edad más proclive que otro y que hoy en día este trastorno afecta a jóvenes y adultos en igual proporción, es cierto que por una cuestión de traspaso generacional, el insomnio ha avanzado entre los adolescentes.
Un motivo muy simple de esta tendencia bien podrían ser las reiteradas salidas nocturnas que desprograman los horarios de los jóvenes.
¿Qué consecuencias trae para una persona el insomnio?
“Una persona que no duerme bien o que no descansa como debiera queda condicionada para el resto del día y no rinde en el trabajo o en el estudio como tendría que hacerlo.
Además, hay otras secuelas muy evidentes como desgano, malhumor o mala predisposición.
¿Qué otras cosas pueden producirlo?
- Alcohol: contrario a lo que muchos piensan, en realidad no ayuda a dormir sino todo lo contrario.
- Pesadillas: los “malos sueños” reiterados pueden perturbar el sueño.
- Depresión o ataques de pánico.
- Algunos medicamentes.
- Abuso de sustancias como drogas, cafeína o cigarrillos.
- Ruidos externos como ronquidos, insectos, coches o sonidos domésticos.




Consejos, recomendaciones y soluciones caseras para combatirlo:

- Tomar un baño caliente antes de acostarse.
- Escuchar música relajante.
- Yoga, masajes o técnicas de relajación que permitan encontrar un ritmo de respiración.
- Cenar comida ligera.
- Utilizar la cama sólo para dormir.
- Mantener un horario fijo, constante y regular de sueño.
- Ejercicio o actividad física durante el día.
- Levantarse temprano por la mañana.
- Contar o visualizar objetos.
- Beber infusiones tibias relajantes antes de acostarse.

Por suerte no sufro de insomnio  ¿y vos?




http://lacapital-aulamagna.blogspot.com.ar/2012/11/noches-de-insomnio.html

14 comentarios:

  1. Yo a veces me desvelo de madrugada. Tomaré nota de algunos de tus consejos. Feliz día

    ResponderEliminar
  2. Llevo un tiempo durmiendo pocas horas y es cierto que el resto del día lo pasas fatal.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. ES FEO NO PODER DORMIR...
    LO MALO ES LO QUE LOS PENSAMIENTOS NOCTURNOS
    NOS HACEN SUFRIR...
    YO PIENSO TODO ESPANTOSO Y ASI NO ME DUERMO.
    SUELO TOMAR UNAS TISANAS PARA RELAJARME...
    ES DIFICIL PERO SUELE HACER ALGO.
    CHAUCITO

    ResponderEliminar
  4. Doy gracias a Dios que cuando me acuesto duermo como un lirón, por cierto la bolita se me cayo, gajes del oficio, besos desde Madrid (España)
    Sofía
    milideasmilproyectos.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. Como está la cosa, lo difícil sería no tenerlo.

    ResponderEliminar
  6. ¡Muy buena entrada! Hay muchas personas que sufren de insomnio y lo pasan bastante mal. De momento no me ha tocado pero a mi marido sí. ¡El pobre, mira que lo pasa fatal!
    ¡Gracias por la entrada!
    Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
  7. El insomnio es espantoso, en especial cuando debes levantarte temprano al día siguiente, y pocas veces le gano.

    Besos, feliz semana.

    ResponderEliminar
  8. Me pasa de vez en cuando, me despierto, tardo en dormirme nuevamente. Es cierto, una noche de mal dormir es terrible para uno y para el entorno, jajaja.

    ResponderEliminar
  9. Yo, desde que nació mi hija, me duermo rápido, porque termino el día agotada, pero a veces suelo despertarme a la madrugada y ahí si tardo en volver a dormir.

    ResponderEliminar
  10. Yo soy capaz de dormir en una cama de faquir, me meto en cama, leo un rato y en cuanto apago la luz, zzzzz. Pero me levanto muy temprano, no tengo problemas para madrugar. Besos

    ResponderEliminar
  11. He llegado a pasar 48 hs. en vela... Y terminar durmiéndome en cualquier posición o lugar, siempre en casa!!!
    Me acostumbré tanto que ya no tomo nada (he tomado recetado por mi psiquiatra) pero ya no más, solo espero a que llegue el sueño y ahí me acuesto y duermo...(2 o 3 de la mañana y a las 7,30, 8,00 hs. me despierto pero por suerte me vuelvo a dormir hasta las 10,00)
    Besos...

    ResponderEliminar
  12. Me has dao en tó el medio! De nacimiento tengo insomnio, lo he debido de heredar de mi padre que lleva el pobre 72 años sin pegar ojo, jajaja. Ni con pastillas, rara vez, nos hacen efecto, es peor que un dolor de muelas.


    Buena semana, besos!

    ResponderEliminar
  13. Afortunadamente no sufro de insomnio, aunque sí que es cierto que tengo yo por aquí una personita que de vez en cuando me quita el sueño, pero eso es otro cantar, jeje
    Besitos

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Entradas populares