Mis amigos son

miércoles, 12 de junio de 2013

Nos damos la mano para preparar la llegada de Tiana

El viernes 23 de noviembre de 2012 Yannelitta  desde Chile nos sorprendió en su blog, diciéndonos:


Hola mis niñas, siento no haber posteado antes, pero ya les contaré y seguro me perdonan jiji...
Bueno les voy a hacer la historia...

Como ustedes ya saben estoy casada hace casi 2 años (el 11 de diciembre cumplimos 2 años),desde abril de este año decidimos comenzar a buscar un bebé, así que dejé de tomar las pastillas anticonceptivas y rogar a Dios que su voluntad sea hecha en nuestras vidas y a su tiempo nos conceda los deseos de nuestros corazones.


 Dios no se hizo rogar, al poco tiempo Yanne queda embarazada


Y como los días transcurren presurosos... hoy ya estamos preparando  la llegada de Tiana




¡Cuántas cosas ricas hizo Yanne!

Dentro de poco todo el amor de su familia estará recibiéndola, pero... y a sus papás ¿qué  les pasará?



En ciertas ocasiones (lamentablemente, no muchas), la descendencia aparece con un pan debajo del brazo. Pero lo habitual es que venga siempre acompañada de un auténtico chaparrón de novedades que sorprende a los progenitores más de lo que ellos imaginaron. El nacimiento de un hijo obliga a adaptarnos a muchos cambios y a improvisar soluciones. Esto suele acarrear alguno que otro periodo de crisis interna, que tambalea nuestras creencias hasta que encontramos las respuestas precisas.

Para colmo, como un hijo es cosa de dos, la crisis emocional afecta siempre a mamá y a papá a la vez. Por eso, no es de extrañar que, durante el primer año de vida del bebé, la mayoría de las parejas se muestre nerviosa y discuta con más frecuencia.

El bebé se convierte en el centro de la vida familiar en el mismo momento en que pone un pie en el mundo (no hay escape posible). De repente, el universo personal de sus progenitores empieza a girar en torno de sus revisiones pediátricas, fechas de vacunación y horarios de  alimentación. En algunas ocasiones, la mamá está tan absorbida por el bebé que el papá se siente desplazado. A veces, la pareja tiene la impresión de estar renunciando a muchas cosas (mementos de intimidad, diversiones sociales, horas de sueño, incluso propuestas laborales en algunos casos) por dedicarse a atender, día tras día (y noche tras noche, que es peor), a un inagotable tirano que los necesita para todo.

La economía se resiente, claro
Pero aquí no terminan las novedades; los gastos del hogar también se disparan de la noche a la mañana. Parecía que ya teníamos el ajuar completo antes de nacer el bebé, pero tantos pañales diarios, la ropita que enseguida le queda chica... El bolsillo se resiente. Y, como broche de oro, los ánimos de la reciente mamá tampoco suelen estar, digamos, en su mejor momento.

Cómo cambian las relaciones íntimas
Ciertas molestias del posparto -en concreto, la episiotomía y los desgarros- pueden producir dolor al realizar el acto sexual (aunque hayan cicatrizado de forma correcta) durante los dos o tres meses siguientes al nacimiento.

Por suerte, hacia el cuarto mes de vida, los bebés suelen (no siempre, claro) dormir más horas seguidas durante la noche, con lo que la mujer también descansa mejor.

Por eso, a partir de este momento el deseo sexual comienza a estabilizarse (el sexo y el cansancio son enemigos). Sin embargo, la libido femenina no suele recuperar sus niveles habituales hasta, más o menos, el primer año de vida del bebé.

Durante todo este tiempo, las relaciones sexuales, con frecuencia, quedan postergadas a un asunto de segundo orden para la pareja.

Toda la familia se vuelca al bebé
La llegada de un nieto y sobrino nuevo a la familia a veces también tambalea a la parentela (sobre todo si es el primero). La actitud de la familia puede provocar alguno que otro desacuerdo con el compañero, por ejemplo, si a los abuelos se les da por aparecer de improviso en nuestra casa y no entienden que, aunque nos encante su compañía, nos restan un tiempo de oro para resolver otros asuntos más acuciantes, o si se empeñan en demostrar su superior experiencia en materia de bebés. Por suerte, los especialistas aseguran que este revuelo sentimental es normal en los padres primerizos. Así que lo mejor es tomarse todo con calma. Dentro de unos meses, cuando papá y mamá empiecen a sentirse más seguros en su nuevo papel y el bebé de muestras de evolucionar correctamente, todo resultara mas sencillo.

S.O.S.
¡NECESITAMOS UN SALVAVIDAS!

1. Buscar la recarga emocional individual: Pactar con la pareja huecos de descanso personal para cada uno.

2. Reservar algún espacio para la vida en pareja: una salida al cine, a comer afuera o a tomar un simple cortado en la confitería de la esquina obran milagros.

3. Ser comprensivos: si en un momento de tensión nuestra pareja tiene una salida fuera de lugar, lo mejor es guardar la calma y contar hasta diez antes de responder.

4. Tratar de no discutir por tonterías cada dos por tres: algunas de estas peleas constituyen una forma de solicitar atención extra del otro. Si reflexionamos sobre los verdaderos motivos, se pueden evitar.

5. Hablar mucho con la pareja: ponerse de acuerdo en la educación del hijo y en como llevar las relaciones con la familia.


Yannelitta, el camino a recorrer es largo y a veces complicado, pero vale la pena






http://pediatraldia.cl/021SEPTIEMBRE07/de_pareja_a_padres.htm

23 comentarios:

  1. La segada de una tercera persona siempre desestabiliza la relación un poquito, pero compensa...¡son tantas las alegrías y satisfacciones que dan los hijos! ¡ Felicidades joven mamá!

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué bonita entrada! Tendré en cuenta los consejos de esta blogger para cuando a mi marido y a mí nos llegue el momento.
    Un besote de Lamiradadeluci

    ResponderEliminar
  3. Me apunto todos los consejos ya que mi marido y yo tambien lo estamos intentando. Y enhorabuena a los nuevos papas! un beso :)

    ResponderEliminar
  4. Hola Norma, como siempre una entrada expectacular, aunque esta es mas emotiva, yo ya pase por todo eso, lo unico que te puedo decir, es que paciencia que todo pasa y que solo con mirar al bebe se te quitan todas penas que tengas, bssss

    ResponderEliminar
  5. Nos vemos desbordados por las nuevas obligaciones y responsabilidades y crece la tensión pero es la experiencia más bella de la vida.Con la perspectiva de los años ,mi hija va a cumplir 17 me da pena no haberla disfrutado más.Vive cada momento como si fuera el último.Besos.

    ResponderEliminar
  6. Yo me he perdido algo porque no entendi nada. Bueno mejor dicho lo he entendido todo menos quien son los papas. Lo importante es que la llegada del BB os llene a todos de dicha
    Bsos

    ResponderEliminar
  7. Que todo sea felicidad. Qué lindo nombre el que han elegido.

    ResponderEliminar
  8. Norma tus consejos sí que son buenos, es cierto valorarnos como personas individuales aunque los proyectos sean familiares, nuestro propio espacio y compartir las responsabilidades son claves importantes en las relaciones.

    Saludos,

    Ale
    Costa Rica

    ResponderEliminar
  9. Norma que lindo regalo has preparado para Yannelitta, los consejos son muy prácticos y cómo son de buenos, sobre todo para los papás primerizos. Muy linda entrada. Gracias por tu visita a mi blog.
    Saludos desde El Salvador.

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola Norma!
    ¡Que buenos consejos! ojalá le sirvan a Yannelita en estos momentos de dulce espera.
    Aparte de las noches en vela lo peor son las ingerencias de familiares o amigos sabelotodo jajaja ¡ten cuidado Yannelita y fiate de tu instinto, eso nunca falla!
    Besotes y feliz semana♥

    ResponderEliminar
  11. Muchas felicidades a Yane.
    Desde luego que cambian muchas cosas al venir un bebé a casa, pero creo que son más las alegrías que las penas. Incluso, con dificultades, es gratificante ver cada pequeño progreso y eso también hace que la pareja de sienta reforzada. Eso sí, cuando el trabajo se hace juntos, asumiendo ambos la responsabilidad
    Besitos

    ResponderEliminar
  12. Felicidades a los papás y bienvenida a la peque!

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Te he dejado una cosita para ti en mi blog, espero que te guste. Un abrazo a mi primera seguidora de mi blog. Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Haaaaay!!...pero que cosita má linda! lo que aparece debajo de la frazada!...esos piecesitos son los más lindos!!
    Y quien no se volcaría en está cosita bella!!...si la llegada del bebe te cambia la vida por completo y los primeros meses son un poco dificiles, adaptarnos a la llegada de la nueva criaturita! y todo lo que esto representa en nuestras vidas!!pero se logra!!y eres felizzzz!!
    !FELICIDADES YANNE! con todo el corazoooon!!!
    besitos y abrazos!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  15. Que linda entrada querida Norma, muchas gracias por los concejos, soy consiente que la llegada de un bebé cambiará nuestras vidas, principalmente habrá que hacer ajustes en lo económico ya que solo mi marido trabaja y eso desde ya lo tiene bastante preocupado. Con respecto a la familia en realidad desearía tenerlos mas cerca, en la ciudad que estamos no tenemos ni un familiar, mis padres hermano cuñada abuelas todos están a 5000km y los familiares de mi esposo a 3000km así que por lo menos hasta los 6 meses de Tiana estaremos solitos luego si Dios quiere llegará el traslado tan esperado y ahí si viviremos en la ciudad donde viven mis suegros, pero gracias a Dios mi esposo siempre supo poner limites en nuestra familia y no permitir que los familiares se metan así que por ese lado creo que estoy bien jijiji. Bueno Tiana es un regalo maravilloso y estoy segura que valdrá la pena todo sacrificio y con la ayuda de Dios sabremos superar las dificultades que se presenten en el camino.
    De nuevo gracias por tus concejos, por acompañarme en esta fiestita y gracias a todos los que comentaron también.

    ResponderEliminar
  16. Enhorabuena por ese embarazo, me alegro :))

    ResponderEliminar
  17. Hola guapa!!! muy buenos consejos para nuestra querida Yannelita.
    amiga,muchas gracias por tu linda visita y por tu ayudita cuando se escape un punto a mi tejido jaja
    lo voy a tener muy presente.
    Ah...ya te apuntaste a mi sorteo?? te espero!!! un abrazo y mil besos!!! GRA!!!

    ResponderEliminar
  18. no tengo hijos...aunq me encantaria apesar de no tener pareja :(.. muchos de esos problemas me los evitaria!!jejejej sería lo bueno de ser madre soltera...aunq..buf!! un hijo sola...madre mia...y en los tiempos q estamos...tiene q ser muy duro...Me han encantado los consejos!!
    un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Una entrada preciosa y súper emotiva
    bss

    ResponderEliminar
  20. Norma le voy a pasar los consejos a mis chicos...que como ya sabes anda en la tarea de ser padres...
    espero que sean capaces de afrontarlo...al fin y al cabo nosotros lo hicimos sin demasiada preparación, al menos en mi caso...y quede viva para contarlo...
    yo creo que sobre todo haya que desdramatizar y tomarse las cosas con alegría y buen humor...
    un abrazo

    ResponderEliminar
  21. ¡Hola Norma! Una entrada genial, como siempre y un tema apasionante. Creo como Julia que lo importante es no hacer un drama de cada cosa y tomarlo todo con buen humor. La llegada de un hijo es la mayor alegría para una pareja que se ama y hay que disfrutarla, además todo pasa y se olvida a la larga...
    Besos para Janelita y su esposo y un Bienvenida enorme para Tiana...
    Y para vos mi querida amiga un beso grandote...

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Entradas populares