Mis amigos son

jueves, 20 de junio de 2013

Qué es la felicidad


Esa es una pregunta que ya la borré hace mucho de mi cabeza, justamente porque no sé responderla, nos dice Paulo Coelho.
No soy el único. En el transcurso de todos estos años, he convivido con todo tipo de personas: ricas, pobres, poderosas y acomodadas. En todos los ojos que se cruzaban con los míos, siempre me pareció que faltaba algo – e incluyo a los guerreros, y a los sabios, gente que no tendría nada de qué quejarse.
Algunas personas parecen felices: simplemente, no se plantean el asunto. Otras hacen planes: tendré un marido, una casa, dos hijos, una casa de campo… Mientras se encuentran ocupadas realizando esa lista, son como toros embistiendo: no piensan, sólo avanzan. Consiguen su coche, a veces consiguen hasta su Ferrari, les parece que en eso consiste el sentido de la vida, y no se hacen nunca la pregunta de arriba. Pero, a pesar de todo, los ojos arrastran una tristeza de la que estas personas ni siquiera son conscientes.
Yo no sé si todo el mundo es infeliz. Lo que sé es que las personas están siempre ocupadas: trabajando más tiempo del que les corresponde, ocupándose de los hijos, del marido, de la carrera, del diploma, de lo que harán al día siguiente, de lo que hay que comprar, de lo que hay que tener para no sentirse inferior, etc.
Pocas personas me dijeron: “Soy infeliz”. La mayoría me dice: “Estoy de maravilla. Conseguí todo lo que quería”.
Entonces, les pregunto: “¿Qué es lo que te hace feliz?”
Me responden: “Tengo todo lo que cualquiera puede desear: familia, casa, trabajo, salud…”
Les pregunto de nuevo: “¿Alguna vez te paraste a pensar si eso era todo en la vida?”
Y responden: “Sí, eso es todo”.
Insisto: “En ese caso, el sentido de la vida es el trabajo, la familia, los hijos que crecerán y acabarán marchándose, la mujer o el marido que con el tiempo se transforman más en amigos que en auténticos enamorados. Y el trabajo terminará un día. ¿Qué harás cuando llegue ese momento?”
Llegados a este punto, no me responden. Se van por las ramas. Pero siempre queda algo escondido: el empresario que aún no hizo el negocio que soñaba, el ama de casa a la que le gustaría disponer de más independencia y más dinero, el que acaba de conseguir su título en la facultad se pregunta si fue él quien escogió sus estudios o si alguien los eligió por él, al dentista le habría gustado ser cantante, el cantante hubiera querido ser político, el deseo del político era ser escritor, y el escritor es un labrador frustrado.
En la calle donde escribo esta columna y observo a las personas que pasan, apuesto a que todo el mundo esta sintiendo lo mismo. Esta mujer tan elegante dedica sus días a intentar parar el tiempo, controlando la báscula, porque piensa que de eso depende el amor. En la acera de enfrente se ve a una pareja con dos niños. El hombre y la mujer viven momentos de intensa felicidad cuando salen a pasear con sus hijos, pero al mismo tiempo el subconsciente se preocupa del empleo que podría faltar un día, de las tragedias que pueden llegar en cualquier momento, y piensa en cómo librarse de ellas, cómo protegerse del mundo.
Hojeo las revistas de famosos: todo el mundo riéndose, todo el mundo contento. Pero como frecuento este medio, sé que la realidad es otra: todos aparecen riendo o divirtiéndose en la foto, en aquel momento, pero por la noche, o por la mañana, la historia es diferente. “¿Qué voy a hacer para seguir apareciendo en las revistas?” “¿Cómo voy a disimular que ya no tengo el dinero suficiente para mantener esta vida de constantes lujos?” O “¿Cómo hago para aumentar mi lujo, para hacerlo más llamativo que el de los demás?” “La actriz con la que aparezco en esta foto, riéndonos las dos, celebrando algo, ¡mañana me puede robar el papel!” “¿Estaré mejor vestida que ella? ¿Por qué sonreímos, si nos detestamos?”
En fin, me quedo con los versos de Jorge Luis Borges: “Ya no seré feliz. Tal vez no importa. Hay tantas otras cosas en el mundo”


¿Cómo es la felicidad?




 El hombre es realmente feliz cuando  decide aceptar su condición y su pasado, y asumir la vida tal como es en ese momento y construirla a partir de aquellos preceptos









20 comentarios:

  1. Querida Norma, hoy planteas un dificil problema humano. Tod@s buscamos la felicidad. Pasamos la vida intentando ser felices, pero...
    realmente sabemos que buscamos???
    Quizás las pequeñísimas cosas, esas de las que pasamos al lado y no hacemos caso, son realmente LA FELICIDAD.
    Estoy a final de curso. Muy atareada con las actividades del "cole". No tengo tiempo para nada. Disculpa que estos ultimos tiempos no haya tenido un rato para visitarte. En cuanto este libre de obligaciones (mañana damos las vacaciones)volveré y leeré todas publicaciones que me he perdido.
    ya sabes que tus post siempre son muy interesantes para mi.
    Un abrazo amiga!!!
    Desde El Terrao

    ResponderEliminar
  2. Por una vez voy a estar de acuerdo con Coelho.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. No se que decir, somos realmente felices???? no me paree que eso se alcance siempre, solo en los momentos en que uno está perfecto o casi perfecto, creo que la felicidad es momentánea no definitiva.

    ResponderEliminar
  4. Pues sencillamente lleva razón, si nos paramos a pensar. somos realmente felices? yo creo que no, que cuando crees que realmente lo eres, sucede algo que lo empaña, creo que la felicidad en si, no creo que la lleguemos a alcanzar nunca, bsss

    ResponderEliminar
  5. importa realmente perder el tiempo en saber si somos o no felices? igual lo importante es disfrutar cada momento sin más
    Bsos

    ResponderEliminar
  6. A veces la felicidad es una sensación, creo, y pasajera. En verdad dudo de que exista la felicidad absoluta, es imposible, pero sí pienso que existen esos pequeño momentos de dicha que se deben saber apreciar.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Creo que la felicidad con mayúsculas no existe.
    La felicidad para mí es gozar de los pequeños detalles que la vida nos brinda cada día: los aromas y sabores de nuestras cocinas,el olor de la tierra mojada cuando llueve, disfrutar de la brisa del atardecer después de un día de calor,el canto de los mirlos en la madrugada, el rumor del viento entre los árboles,la música que nos hace soñar...
    Luego está la felicidad de ver felices a los que te rodean..eso es un sentimiento tan placentero y gozoso que no sabría cómo calificarlo.
    De hecho ¿ buena parte de las cosas que hacemos,no tienen la finalidad de hacer felices a los otros ,de agradarlos?.
    Soy feliz en mi interior, con mis vivencias y soy feliz haciendo feliz a los otros.
    No sabría decir más.
    Un abrazo Norma

    ResponderEliminar
  8. La felicidad está en las pequeñas cosas, como dices en tu entrada. Hay que saber encontrarla porque a veces viene muy bien escondida.

    ResponderEliminar
  9. Me has dejado llena de interrogantes. No se que es la felicidad!!!pero intento serlo con las personas que me rodean. Besos

    ResponderEliminar
  10. Estoy de acuerdo con que la felicidad es momentánea, no dura para siempre.
    En el video, la carita del nene es todo un poema. Me encanta.
    bss

    ResponderEliminar
  11. La felicidad es el ramillete que iremos guardando en nuestro corazon a lo largo de la vida, con esos pequeños momentos y que en la mayoria de los casos, si echas la vista atrás, casi siempre fueron compartidos.
    Norma, veo que vemos el mismo programa de television.

    Besos

    ResponderEliminar
  12. !hola preciosa!...uuum!te diré para mi es un enigma, porque tu le preguntas a alguién que es la felicidad y te responderá de acuerdo como le vaya en la feria", o como quien dice depende el cristal con que se vea!
    La felicidad puede ser tu auto nuevo!...y cuando pase de moda que?
    Puede ser un viaje!...y cuando termine que?
    Puede ser ganar la lotería y cuando se te muere un familiar que?
    Para mi por ejemplo: es cuestión de momentos!
    Eso si no lleguemos a decir como Jorge Luis Borges "He cometido el peor de los pecados que un hombre puede cometer. No he sido feliz"
    Simplementos disfrutemos los pequeños momentos de felicidad!
    "LO MEJOR DE LA VIDA ES GRATIS"
    Besitos y te deseo muchos ratos de felicidad!

    ResponderEliminar
  13. Dicen que no es féliz quien más tiene sino quien menos necesita. Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Un temita un poco complicado, la felicidad. Yo creo que no se debe buscar, si no que la propia vida te la trae, lo que pasa, es que muchas veces estamos tan pendientes de buscarla, que no nos damos cuenta de que la tenemos delante de las narices. Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Pues sabes qué? A pesar de que la vida me ha puesto "unas cuantas piedras" en el camino, yo soy FELIZ, y sí, con mayúsculas, me hacen feliz las pequeñas cosas, los pequeños progresos, los besos, los abrazos,... ¿Seré un bicho raro?
    Besitos

    ResponderEliminar
  16. si nos atenemos a la frase final de las teleculebronas: "y fueron felices por siempre". entonces la felicidad no existe, simplemente porque nada es para siempre.
    la felicidad es tan sólo la ráfaga de un buen momento en un día malo, y nada más.
    lo otro, es que es personal; nadie puede ser feliz a través de la experiencia de otra persona (a menos que lo que ocurra en un momento dado, beneficie a ambos).
    saludos.

    ResponderEliminar
  17. Hola Norma, siempre tan lindo tu Blog con los temas a cual mas interesante.
    La felicidad, que tema! todos andamos corriendo detras de ella, pero lastimosamente no creo que exista la felicidad perenne, son solo momentos...
    Un beso y mi afecto de siempre,
    Dolly

    ResponderEliminar
  18. Pues si que tiene razón Coelho , es mejor no pensarlo, disfrutar de cada momento según viene y ya está.. Es una receta de sabios. Un besito

    ResponderEliminar
  19. Norma, me encanta Coelho!!!
    Y casualmente en días pasados nos preguntábamos mis sobrinas, mi hermana y yo, que nos hacía felices?.
    Gran pregunta, soy feliz, pero siento que siempre quiero serlo más!!!
    Abrazos y lindo fin de semana largo

    ResponderEliminar
  20. ¡Hola Norma!!!

    Hay personas que son o somos felices con cosas sencillas... o sea con pequeñas cosas que la vida nos brinda.
    Sin embargo hay otras que no son felices con nada, aunque tengan la gloria.

    Ha sido un placer pasar por tu casa.
    Gracias por compartir esta reflexión importante como es la felicidad.
    Te dejo un abrazo y mi estima.
    Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Entradas populares