Mis amigos son

miércoles, 4 de diciembre de 2013

Los opuestos se atraen



Mientras mayor variabilidad exista entre tu sangre y la de tu pareja, es posible que mayor atracción hayan sentido al conocerse.
“Se trata de una estrategia evolutiva que no es exclusiva de nuestra especie y que ha sido descubierta en otros vertebrados, especialmente en las hembras; mientras más similar sea su histocompatibilidad, menor será la atracción, es una forma de asegurar una reproducción saludable”, expresó la profesora Maria da Graça Bicalho, directora del laboratorio de histocompatibilidad e inmunogenética de la Universidad de Paraná, en Brasil  durante la conferencia anual de la Sociedad Europea para la Genética Humana, que inició en Viena ella, aseguró que investigaciones han demostrado que las personas con una diversidad mayor en sus complejos de histocompatibilidad (MHC) tienden a gustarse más .
La doctora explicó que muchas de estas diferencias son emitidas en olores varios que afectan el nivel de atracción que sentimos hacia el sexo opuesto (o el mismo sexo, de acuerdo a su preferencia sexual). Bicalho y su equipo han estado estudiando la atracción sexual desde 1998 entre la población brasileña.
“Aunque lo natural es que estemos tentados a pensar que los humanos elegimos una pareja que se parezca a nosotros, biológicamente no es así, nuestros genes nos han programado por mucho tiempo para que nos atraigan personas que sean disimilares a nosotros pues son estas diferencias las que aseguran una reproducción segura y sana”, explicó.
Los mejores hijos son de Padres diferentes
Dos grupos fueron creados para participar en el estudio, noventa parejas de casados y 152 parejas no controladas con las que iban a ser comparados.
“Notamos un patrón que aparece en parejas oficiales, donde el nivel de disimilitud entre los MHC eran mucho mayores que en parejas creadas al azar, es decir, cuando la atracción ya ha sido afianzada con un compromiso para formar familia, se contaban muchas más diferencias”.
Este patrón de discrepancias elimina la probabilidad de endogamia, o reproducción entre miembros de familia. “Las diferencias en nuestros genes y nuestra sangre son buenas, aumenta la variabilidad genética del bebé y refuerza su sistema de defensa”.
La acción de una región
La histocompatibilidad es una región genética bastante grande que está situada en el cromosoma 6 y que ha sido descubierta en la mayor parte de los vertebrados.
Estas moléculas tienen un efecto significativo en las reacciones del sistema de inmunología y también en el éxito reproductivo. Además de ser una región grande, cuentan los científicos, también es sumamente diversa.
“En muchas investigaciones hemos visto que las parejas que tienen histocompatibilidad similares, se tardan más en concebir y existe un tiempo mucho más largo entre nacimientos.
Deseamos comprender más estas combinaciones para mejorar los tratamientos de fertilidad entre parejas y comprender mejor el proceso de apareamiento desde la perspectiva evolutiva”, dijo la profesora.



http://www.ecuadorciencia.org/articulos.asp?id=7472

14 comentarios:

  1. Es curioso y sorprendente ver cómo todo ( atracción sexual, enamoramiento, personalidad...) se va reduciendo a hormonas, componentes de la sangre...Todo va perdiendo su encanto. Feliz día Norma

    ResponderEliminar
  2. Como siempre una entrada muy interesante que incluso me hace reflexionar sobre algunos temas
    Gracias amiga por compartir
    Besitos mi niña

    ResponderEliminar
  3. Pues ahora entiendo mucho mejor lo distintos que somos mi marido y yo jajaja y llevamos 27 años juntos pero somos la noche y el día.Besos.

    ResponderEliminar
  4. Química... eso es el AMOR!
    Y la dinámica de los elementos que la componen es realmente encantadora y apasionante...

    Cuando una pareja perdura, la sencillez de sus diferencias los hace complementarios.

    ResponderEliminar
  5. El misterio de las hormonas! espero que no se resuelva del todo nunca
    Bsos

    ResponderEliminar
  6. Creo que hay cosas que la ciencia no podrá explicar nunca. Espero que así sea.

    ResponderEliminar
  7. Pues es asì, mi marido y yo somos super diferentes pero nos llevamos bien, rara la quìmica, jajajaa. Un abrazo Normita bella.

    ResponderEliminar
  8. Blogger Ana dijo...

    !Pues amiga leyendo esta entrada comienzo a entender muchas cosas!...mi marido es pasivo y yo un huracán!...él es el agua y yo el aceite!..ja!ja...!el es dia y yo la noche!..!si yo no estoy en casa hay un silencio que pá que te cuento parece funeral mi casa!ja!ja..!pero no te creas nos llevamos bien! a pesar de ser contrarios!...!cosa má rara chica!!...!pós que será!
    mientras lo investigo te manod muchos besicos navideños!!!

    ResponderEliminar
  9. Que curioso, creo que lo había oído de hace tiempo pero no se exactamente, estoy totalmente de acuerdo. Yo soy muy diferente a mi marido y en cambio nos llevamos bien, nos conocemos desde los 16 años hasta ahora que tenemos 55. Interesante tema, un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Curioso...entonces el dicho aquel de "tal para cual" ahora no tiene demasiada validez que digamos.
    La atracción, el enamoramiento, la reconciliación, el distanciamiento...es todo tan complejo, por muchos estudios que se hagan siempre serán un misterio.
    Besotes♥

    ResponderEliminar
  11. Bueno resulta que eso de ser complementarios tiene una explicación científica...ver para creer...
    un abrazo

    ResponderEliminar
  12. es la manera inteligente en que la naturaleza impide (o al menos, trata de hacerlo) las relaciones incestuosas evitando así la extinción de todo ser vivo.

    saludos.

    ResponderEliminar
  13. Hace 22 años que estoy con mi marido, entre novios y casados. Somos el día y la noche, al principio creí que no duraríamos ni un año, pero tenemos una vida feliz y divertida. Me encantó este post y coincido plenamente.

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Entradas populares