Mis amigos son

domingo, 15 de marzo de 2015

Exclusión social: La menstruación


El período menstrual es prácticamente una sentencia de exclusión social en India, donde mitos hacen la que la sociedad no hable de este tema y trate a las mujeres como enfermas, e incluso, malditas.

"Nunca dejaré que mi hija sufra lo que yo sufrí cuando tuve mi primer período. Mi familia me trató como si no me pudieran tocar. No me permitían ir a la cocina. No podía ir a la iglesia. Las personas no me dejaban sentarme a su lado".
Cuando Manju Baluni, de 32 años, cuenta esta historia, se percibe una sensación de determinación en su voz.
Vive en Uttarakhand, una zona rural al norte de India, un país donde poco se habla de los temas relacionados con la salud de las mujeres, particularmente la menstruación.
Es un tabú que se alimenta de mitos risibles: cuando la mujer tiene su período es impura, sucia, enferma. Está maldita.

Tensión y preocupación

Mucha gente cree que cuando la mujer está menstruando no debería bañarse y padece anemia.
Un reciente estudio realizado por una empresa fabricante de toallas sanitarias revela que 75% de las mujeres que viven en ciudades, compran el producto envuelto en bolsas oscuras o periódicos, para que no se les asocie con la menstruación.
Sin recursos para comprar toallas sanitarias, las niñas utilizan trapos que deben lavar a escondidas para que nadie sepa que tienen el período. De hecho, nunca le piden a un familiar masculino que les compre toallas sanitarias o tampones.
Incluso, niñas que crecen en familias donde la mayoría de los miembros son mujeres, nunca tienen oportunidad de hablar abiertamente de un paso tan natural en la vida.
Manju de 32 años nos cuenta: Mi madre solía cortar pedazos de sabanas viejas y guardarlos para cuando a sus cuatro hijas les llegara el momento.
El mayor reto era lavar y secar esos trapos. Tengo recuerdos vivos en mi memoria de lo tenso y angustiante que era todo el proceso.
Mis hermanas me enseñaron un truco para ocultar estos trapos dentro de otras ropas para que nadie lo notara cuando los colocábamos al sol para que se secaran.

Sentirse "muy sucia"

Como se imaginaran, nunca quedaban completamente secos.
Dejaban un hedor horrible.
Y teníamos que utilizar estos trapos antihigiénicos una y otra vez.
Para colmo, sufríamos de desabastecimiento de agua, lo cual hacia todo más complicado.
Las mujeres elaboran toallas sanitarias con pedazos de sábanas recicladas. Lo peor es que esa historia no ha cambiado mucho desde entonces.
Estudios recientes muestran que estas prácticas tan comunes entre las mujeres indias son una seria amenaza contra la salud.
Lo cual se reafirma en que una de cada cinco niñas deja la escuela debido a la menstruación.
Tal es el caso de Margdarshi, de quince años, quien vive en la remota población de Uttarakashi.
A ella le encanta ir a la escuela, aunque implica una larga y exigente caminata por terreno montañoso.
Nunca perdía clases, hasta el año pasado, cuando casi abandona sus estudios cuando tuvo el período por primera vez.
"El problema más grande fue saber cómo enfrentarlo. Y todavía lo es. Me siento avergonzada, molesta y muy sucia. Por eso al principio dejé de ir a la escuela".
Margdarshi quiere ser doctora y se preguntaba por qué los muchachos de su salón se reían tanto cuando el profesor explicaba el proceso de la menstruación.
"Odié todo el momento. Me gustaría que todo fuera más relajado y que nos sintiéramos confortables al hablar del tema. Esto le pasa a todas las mujeres en el mundo. ¿Cuál es el chiste?", comentó.

Un "tema humano"

Para Anshu Gupta, fundadora de la ONG Goonj, el problema radica en que el tema se ha convertido en un "problema de mujeres".
"Esto no es un problema de mujeres. Es un tema humano que hemos aislado. Necesitamos que las personas salgan de esta cultura de silencio y vergüenza. Necesitamos romperla".
Goonj es una de las organizaciones que trata de difundir información relacionada con la menstruación, realizando campañas educativas para desmontar los mitos existentes.
Trabajan en 21 de los 30 estados de India.
La organización también está produciendo toallas sanitarias baratas, hechas con material reciclado, para ayudar a ese 70% de mujeres en India que no tienen cómo comprar productos higiénicos y seguros.
Una mujer que abandonó la escuela en Tamil Nadu, en el sureste de India, es una de las primeras en hacer toallas sanitarias baratas usando simples maquinarias.

Destruyendo mitos

Una página web que recibe 100.000 visitas mensuales es una de las iniciativas para destruir mitos que llevan generaciones. Hay otros programas que están promoviendo activamente cambios para desmontar el tabú acerca de la menstruación.
Una de ellas es Menstrupedia, una página web administrada por cuatro indias, cuyo objetivo es "destruir mitos y malentendidos sobre la menstruación".
Para ello utilizan libros y caricaturas donde presentan orientaciones sobre la pubertad, la menstruación y el aseo personal.
La página recibe 100.000 vistas al mes.
Es difícil ser una mujer de escasos recursos en India. Y no va a ser distinto en el corto plazo.
Sin embargo, progresivamente las mujeres han comenzado a tomar las riendas de sus propias vidas.
Muchas de ellas ya no se quedan encerradas en sus casas cuando tiene el período. Deciden seguir con su vida normal, en el trabajo o sus estudios.
Pero lo más importante, es que han comenzado a hablar del tema sin sentirse avergonzadas.




 http://www.msn.com/es-ar/noticias/mundo/por-qu%C3%A9-la-menstruaci%C3%B3n-es-un-tab%C3%BA-en-india/ar-BBbICk3?ocid=mailsignout

14 comentarios:

  1. Que triste que todaviía estemos en este punto! cuando pienso que hace poco celebramos el día de la mujer y todo lo que queda por hacer...
    Bsos Norma

    ResponderEliminar
  2. En algunos países, por el mero hecho de ser mujer ya eres una excluida.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Norma, no sé qué pasa en tu blog, pero me cuesta un mundo comentarte...es el tercer comentario que trato de dejar antes de que se me vaya sin más...
    Me pasa siempre que vengo y no sé si es por la publicidad que se abre o qué, pero se me escapan!
    Decía que hay muchos países donde la mujer es nada o sólo carne de cañón con la que satisfacer el apetito sexual masculino...ya sabemos que India es uno de los lugares donde más violaciones existen...
    El caso es que me parece tristísimo y ojalá vayan, de verdad, tomando las riendas de su vida sin tener que avergonzarse de nada.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Norma. Que interesante. Me indigna ver la ignorancia que a estas alturas de la vida aún existe en algunos países con respecto al tema. Recuerdo que cuando yo tenía unos 12 años, mi mamá nos llamó a mi y a mi prima de la misma edad, por que tenía algo que conversar con nosotras. Nos habló de los cambios que ibamos a ir teniendo en nuestro cuerpo y en nuestras vidas. Nos explico de una forma clara y te diría que hasta con cariño, de que se trataba la menstruación. También nos explico sobre el uso de las toallas, que en ese entonces eran toallitas pequeñas. No existía la cantidad enorme de recursos que hay hoy en día. Nos enseño a lavarlas, a tener especial cuidado con nuestra higiene personal y a tomarlo como algo natural en nuestro desarrollo. Con mi prima estábamos tan curiosas con el tema, que vez que nos veíamos nos hacíamos la pregunta. " ya te llegó". Tuve que esperar hasta los 14 años. Cuando llego el momento de explicárselo a mis hermanas menores actuó de la misma forma, cosa que le agradezco hasta el día de hoy. Ojalá que un día esto se tome como algo natural, como parte del desarrollo de la mujer y no como una verdadera aberración que la castiga y la minimiza como persona. Cuidate bsts. Ö)

    ResponderEliminar
  5. Parece mentira q todavía a estas alturas de la vida sigan pasando éstas cosas. Son culturas diferentes e incomprensibles. Besotessss

    ResponderEliminar
  6. Es increíble que esta situación siga existiendo, y lo triste es que aunque se vayan dando pequeños pasitos, no parece que vaya a cambiar en lo fundamental. Qué interesante post Norma, como siempre aprendí algo nuevo de mi visita por aquí.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Atónita me quedo.

    Coincido con Marinel en cuanto a tu blog, cuesta mucho comentar.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. QUE PENA QUE ESTOS PAISES SIGAN CON ESTAS MENTALIDADES...
    QUE PENA SER MUJER EN SITIOS ASI.
    TODOS LOS DIAS SALE ALGO DE ESTE TIPO.
    QUE ASCO!!!
    SALUDITOS

    ResponderEliminar
  9. Muy interesante la entrada, es una pena que aún habiendo avanzado tanto, estemos tan alejados de la realidad que viven otras personas, que de algo tan normal y tan natural como este proceso de vida en la mujer, sea motivo de vergüenza y humillación para ellas. Nos queda tanto por hacer...

    ResponderEliminar
  10. Lo increíble de este asunto es que sigue siendo relalidad de un grupo e mujeres y que se d¡a en la actualidad. Yo me he criado en un buen ambiente familiar donde mi padre iba a comprar compresas cuando hacía falta y siempre se ha hablado este tema en casa abiertamente. Nos damos cuenta de la suerte que tenemos cuando leemos y vemos estas atrocidades aún existentes en el mundo. Ojalá las generaciones venideras hablen de esto en pasado! un beso y gracias por compartir

    ResponderEliminar
  11. Destruir mitos... todos deberíamos empezar a hacer eso.

    ResponderEliminar
  12. la india es una sociedad muy atrasada en aspectos básicos. la menstruación es una de ellas. allí la gente va presa hasta por darse un beso en público. la ironía es que ellos legaron a la humanidad las imágenes del kamasutra. parece mentira.

    saludos.

    ResponderEliminar
  13. Un articulo muy interesante, parece mentida que algunas culturas que hace años estaban tan avanzadas, hayan retrocedido tanto! Besos

    ResponderEliminar
  14. Me encantó tu blog, me quedo por aquí si me permites. Te invito a visitarme, saludos, Abril

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Entradas populares