Mis amigos son

lunes, 16 de enero de 2017

Telas y prendas del futuro





-Piezas cultivadas: en un laboratorio, una diseñadora de moda originaria de Brooklyn -Suzanne Lee- logró dar vida a un cuero ecológico a partir de levadura, bacterias, azúcar y té verde. La duración del tejido biodegradable es de 5 años, pero a la hora de deshacerse se desintegra como cualquier material orgánico. Piezas cultivadas a partir de elementos orgánicos, té verde, levadura, bacteria y azúcar. Las posibilidades son infinitas, prendas de autor con detalles únicos volados, bolsillos y solapa.

La imaginación puede lograr cosas inimaginables, y la creatividad de Suzanne Lee es un claro ejemplo de esto. No es sólo una diseñadora textil, Lee es una pionera quien a través de sus experimentaciones presenta la oportunidad de cultivar ropa.

Resultado de imagen para suzanne lee

Suzanne Elizabeth Lee es la diseñadora inglesa responsable de un nuevo proceso de producción de textiles completamente apartado de la metodología acostumbrada; con éste no sólo ha impactado a la industria de la moda, sino que se ha presentado como una alternativa en diversas áreas de estudio como la biología y la medicina; además de considerarse como una nueva forma de arte.

Resultado de imagen para suzanne lee

Bio-Couture es el proyecto textil sustentable de la diseñadora, el que se basa en la producción de prendas hechas de celulosa a partir de un proceso de fermentación de residuos orgánicos y el cultivo de diversos microorganismos no patógenos; y aunque no se busca el reemplazo absoluto de materiales convencionales como el algodón, la piel o cualquier textil, sí se espera generar un complemento inteligente y sostenible no sólo para la industria textil, sino para otras áreas de estudio.

La idea surgió a partir de “Kombucha”, una bebida milenaria china elaborada a partir de té, azúcar y una colonia de microorganismos que la fermentaban y así se producía su particular sabor ácido. 

Resultado de imagen para suzanne lee

La materia prima que se utiliza para producir este textil consiste principalmente de té verde, azúcar, bacterias y levadura de cerveza. La receta, o más bien, el método, consiste en mezclar dichos elementos en una tina y dejar reposar por varios días hasta que se fermenten y produzcan el material deseado, en este caso: una lámina transparente y gruesa de celulosa que después de un procedimiento de lavado y secado al aire libre, da paso al nuevo tejido. 

El resultado es un material de textura y aspecto visual similar al de una capa de piel humana, fuerte y resistente, que puede ser cortado y cosido como se haría normalmente con un textil al modelarse sobre un maniquí, e, incluso, teñirse a partir de frutos o tintes naturales.

El trabajo de Lee no se basa en la creación de prendas de vestir listas para usar, pues aunque éstas están hechas a escala real y funcionan para un cuerpo humano, aún son un prototipo y no pueden mantenerse, lavarse o doblarse como se haría como una tela común; por esta razón, su trabajo se ha considerado dentro del mundo del arte y sus piezas son, también, concebidas como esculturas efímeras, aunque éste no sea el objetivo de la diseñadora.

Su receta :

Suzanne busca provocar y hacer cuestionamientos sobre la moda, su influencia en otras disciplinas y sobre todo: en la implementación de recursos sustentables como parte de la vida diaria.




http://culturacolectiva.com/suzanne-lee-cultivando-moda/

3 comentarios:

  1. Alucinante! no se me ocurre nada más para comentar ;(
    Bsos

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante a lo mejor en unos años terminamos usando ropa así... Besos...

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Entradas populares