Mis amigos son

domingo, 17 de septiembre de 2017

Tejas pintadas de Fornalutx



Los habitantes de Fornalutx afirman que su pueblo es el más hermoso de Mallorca. Situado en pleno corazón de la Tramuntana, sus tortuosas calles y sus estrechos escalones de piedra exhiben un encantador muestrario de coloridas flores y plantas verdes. 

Resultado de imagen para Mapa de Fornalutx el pueblo más hermoso de Mallorca

Puede que tengan razón, pero si miramos de cerca es evidente que la belleza de su localidad va más allá de lo que nos muestra a primera vista.


Allí en lo alto, en los aleros de las casas de piedra inmaculadas, reside la evidencia de una antigua tradición ignorada por el viajero por no saber dónde mirar. La de una forma de arte y rito que pervivió durante más de tres siglos: las tejas pintadas de Fornalutx.


Al principio, hay que aguzar la vista para encontrarlas pero, una vez vistas, aparecen por todas partes. Tan misteriosas como intrigantes, unas veintiocho casas del pueblo ostentan estas tejas pintadas que sobresalen, soporte de una miríada de imágenes pintadas. Desde personas hasta animales, pasando por signos religiosos o símbolos astrales, su existencia se reduce a un puñado de pueblos de la Península Ibérica.



El color predominante es el rojo; algunos fueron pintados ya en el siglo XVI, mientras que los más recientes datan de principios del siglo XIX. Es posible que fueran diseñados por el dueño original de la casa y pintados por el maestro albañil o aun por un miembro de la familia. Su objetivo principal, excluyendo su carácter decorativo, era proteger el edificio y sus ocupantes de cualquier desgracia que pudiera ocurrirles. Desde el mal tiempo hasta los infortunios amorosos... a medida que las creencias de los habitantes cambiaban, lo hacían los diseños.


 Jaume Coll Conesa, director del Museo Nacional de Cerámica de Valencia, documentó recientemente cada una de las tejas pintadas de Mallorca, contabilizando la mayor concentración, con diferencia, en Fornalutx, Biniaritx y Sóller. Al profundizar en sus orígenes, sus significados, sus razones de ser, sostiene que hay varias posibilidades. “Aparte de ser una forma de protección, es muy posible que la gente creyera que ya que tenían que apropiarse de la tierra de Dios para construir su casa, lo justo era pagar algún tipo de tributo por ello.


Es posible que las tejas sean una manera de expresar su gratitud”, dice Jaume. El hecho de que haya determinado que la teja más antigua fuera pintada en agosto de 1691 es una proeza extraordinaria. Pero también descubrió que, a lo largo del tiempo, a medida que las distintas casas iban siendo reformadas, participaron dos o tres artistas diferentes en el diseño de las tejas de una misma casa. Gracias a su trabajo, las casas que ostentan tejas pintadas ya cuentan con protección legal y ahora está trabajando en la posibilidad de un museo de la teja para el pueblo.





http://www.firstmallorca.com/es/content/las-tejas-pintadas-de-fornalutx

8 comentarios:

  1. Muy interesante! no conocia sobre estas tejas,
    bs

    ResponderEliminar
  2. Desconocía este símbolo de la identidad mallorquina, curiosa costumbre
    Bsos

    ResponderEliminar
  3. Pues estuve en Mallorca y nadie nos habló de ello . Que interesante . Un abrazo .

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Entradas populares