Mis amigos son

jueves, 22 de noviembre de 2012

Leandro Erlich y sus trampantojos


Nació en Buenos Aires en 1973.A través de los simulacros de fragmentos de espacios cotidianos, somete al espectador a paradójicas situaciones, donde la realidad y lo virtual se confunden, incitando, por medio de  trampantojos, contradictorias percepciones, sutiles comprensiones y poéticas sensaciones

Su obra más destacada es La piscina (1999), presentada en la Bienal de Venecia de 2001. Tal cual señala el nombre, la instalación es una piscina de 2,7 x 2,4 x 5,4 metros, donde se puede ingresar libremente, que a primera impresión parece estar llena de agua. Sin embargo, la obra es un estupendo engaño visual: mediante un dispositivo especial, Erlich expande sólo en la superficie una película de agua. Entonces, quienes están afuera y miran hacia adentro ven a la gente como si estuviera sumergida. Lo mismo ocurre con los que están adentro de la pileta y miran hacia arriba. El concepto es contraponer dos espacios, engañar la percepción de los espectadores y romper con las perspectivas convencionales.

金沢

金 沢

金 沢



金 沢


Parte de su obra la podrás ver en el video que te dejo a continuación




Si querés saber más sobre él
clic ACÁ



9 comentarios:

  1. Impresionante!!! ya mismo lo comparto con mis chikos!!

    Gracias por la información, no conocía este genio!!!

    Un gran abrazo!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Genial Norma , no lo conocia
    Me gusta el de la fachada ,consigue que el espectador pase a ser protagonista ,logrando sacar de cada uno su propia interpretacion artistica para integrarse en la obra.
    saludos

    ResponderEliminar
  3. Qué bárbaro, y no lo conocía, gracias por la entrada, me encantó.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Un artista con mayusculas! gracias por darlo a conocer me ha encantado
    bsos

    ResponderEliminar
  5. Que chulada!!!!!!!! me encanta!!!! si es que donde haya imaginación...

    Mooogggaaaksrfff

    ResponderEliminar
  6. aquel efecto lo vi en una película que no recuerdo su título.
    la gente nadaba en el techo y el dueño los veía sentado, abajo, desde su sala.
    era el mismo concepto artístico.
    saludos.

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Entradas populares