Mis amigos son

miércoles, 30 de diciembre de 2020

¿Persona o animal?

Siempre tuve temor a que pasara lo siguiente:


Actualmente tengo temor  a lo que se muestra ACÁ en el vídeo de YouTube

 El episodio se produjo en Estados Unidos.


¡Hay que ser mala persona! ¿No te parece?

Te cuento que las llamas (el animal) tienen una reputación divertida de escupir, un rasgo que comparten con otros camélidos sudamericanos . 


Afortunadamente, la mayoría de las llamas son criaturas gentiles, curiosas y bien socializadas que rara vez escupen a los humanos, normalmente reservando su saliva para los miembros de su propia especie


martes, 22 de diciembre de 2020

¿Podremos ver la Estrella de Belén a partir del 21 de diciembre?

Este año, por primera vez en ocho siglos, se podrá ver la estrella de Belén en el cielo durante la noche de Navidad. Al tratarse de uno de los símbolos más representativos para la fe católica, la noticia dio vuelta al mundo rápidamente e ilusionó a muchos de los creyentes.

¿Sabías que realmente no estamos frente a una estrella?, sino ante la alineación de Júpiter y Saturno en el cielo; desde la Tierra, parecen una única estrella, pero no es más que una ilusión óptica

Según explicó el astrónomo Patrick Hartigan, de la Rice University de Texas, Estados Unidos, la estrella podrá verse a partir del 21 de diciembre, el día en que oficialmente empieza el verano en el hemisferio sur y el invierno en el norte. El experto planteó que el astro se ve particularmente brillante en esta época por la alineación de Júpiter y Saturno, algo que solo ocurre una vez cada 20 años aproximadamente.

En esta ocasión ocurrirá algo aún más raro: estos planetas estarán muy cerca entre si, lo que solamente ocurre una vez cada ocho siglos. “Tendrías que retroceder hasta justo antes del amanecer del 4 de marzo de 1226 para ver una alineación más cercana entre estos objetos visibles en el cielo nocturno”, explicó el astrónomo.

Intentaré verla. Si perdés esta oportunidad habrá que esperar 80 años para poder verla nuevamente. La hora más adecuada para ver esta ilusión óptica será justo después del atardecer


https://www.pronto.com.ar/articulo/magazine/primera-vez-siglos-podra-ver-estrella-belen-dia-navidad/20201213094517381621.html

domingo, 20 de diciembre de 2020

¿Has pensado qué regalar para Navidad?

Este vídeo hizo que algunas personas cambiaran sus regalos de Navidad 



¿Has cambiado de opinión?


¿Sabés qué significa el color rojo y verde en la Navidad?

Rojo: Es asociado con el amor, la pasión y el fuego, pero no en el sentido tradicional, si no aquél que se refleja de la sangre que Jesús sacrificó, así como el calor que abriga a las personas. Verde: Relacionado siempre con la naturaleza y la esperanza, refleja el bienestar, la felicidad y el progreso


lunes, 14 de diciembre de 2020

Te pondrías una camiseta hecha con algas?


Cuidar del planeta y hacer de nuestra madre tierra un lugar que pueda seguir siendo habitable, es un objetivo que puede lograrse por todas las vías imaginables; la moda ecológica es una de ellas.

La camiseta Plant and Algae está confeccionada a partir de eucaliptos, hayas de bosques gestionados de forma sostenible y algas cultivadas en biorreactores; las algas son fuente original de toda la vida vegetal en el planeta, consumen dióxido de carbono, produce hasta el 80% del oxígeno en la Tierra e incluso tiene la clave de nuestra supervivencia en otros planetas.
Como la camiseta Plant and Algae está hecha de la naturaleza, su reciclaje tampoco es como el de cualquier otra prenda de vestir, es biodegradable y puede desaparecer en la tierra en 12 semanas convirtiéndose en abono o pasto para los gusanos.

Cuando creamos que está demasiada vieja podemos enterrarla en un jardín o un bosque en lugar de depositarla en un contenedor.
No es casual que el elemento principal para la realización de esta prenda sean las algas, ya que, aunque tengan más de 1.000 años de existencia, tienen la clave para vivir fuera del planeta.

Las algas pueden crecer en microgravedad, algo que se está probando en la Estación Espacial Internacional y, parece que tienen propiedades para crear el combustible, los alimentos y el oxígeno necesarios para un viaje interplanetario.

Para convertir las algas en una tinta imprimible, se usa la misma técnica utilizada en Kenia para crear el pastel de algas. En lugar de pasar agua del lago a través de una red de algodón como se hace en el proceso tradicional, el agua del biorreactor pasa a través de un filtro.

La camiseta está hecha de eucalipto pulido y haya.
  
Este proceso separa las algas dejando una pasta que luego se seca al sol para crear un polvo fino que mezclado con un aglutinante a base de agua, da lugar al tinte verde de algas; con el tinte se imprime el frente de la camiseta y las instrucciones de lavado en el interior.

La camiseta Plant and Algae dura tanto como cualquier camiseta normal

La camiseta Plant and Algae se siente como una camiseta normal cuando la usas. No comenzará a biodegradarse si sale a correr o lo cuelga para que se seque. Solo comenzará a biodegradarse cuando la entierres en el suelo o la pongas en el compost. Necesita el hongo, las bacterias y el calor de la Tierra para comenzar a descomponerse. Si quieres que se biodegrade, debes enterrarlo en el suelo.

La camiseta es suave y ligera y se siente como algodón desgastado. Si bien utilizan fibra de carbono y cerámica para construir las camisetas más resistentes del mundo, la camiseta Plant and Algae no es remotamente resistente, y no está diseñada para serlo. Es realmente ligera y suave.





https://culturainquieta.com/es/sostenibilidad/item/16177-una-camiseta-hecha-de-plantas-y-algas-es-mitad-ropa-mitad-comida-para-gusanos.html
https://mundotextilmag.com.ar/esta-camiseta-es-100-biodegradable-y-esta-hecha-unicamente-de-plantas-y-algas/

domingo, 6 de diciembre de 2020

¿Está cerca el fin del covid-19 con la vacuna de Pfizer? ¿Qué sabemos de Uğur Şahin y Özlem Türeci? ¿Quiénes son?

Parece una historia salida de una película de ciencia ficción: una pareja de científicos formada por marido y mujer logran un avance que puede cambiar la vida. Sin embargo, es una realidad para los médicos Uğur Şahin y Özlem Türeci, el matrimonio responsable del desarrollo de la vacuna experimental contra la Covid-19 con un 90% de efectividad.

Hace unos meses se conoció la noticia de que la búsqueda de una vacuna había dado un paso adelante significativo cuando las compañías farmacéuticas Pfizer y BioNTech declararon que su inyección experimental es efectiva en 9 de cada 10 casos. El anuncio fue recibido como una señal de esperanza en medio de la pandemia.

Uğur Şahin, de 55 años, es el director ejecutivo de una empresa de biotecnología alemana BioNTech. Su esposa, Özlem Türeci, de 63 años, es miembro de la junta. Şahin, nacido en Turquía, se crio en Alemania, donde sus padres eran trabajadores de la fábrica de Ford. Şahin se formó como médico antes de convertirse en profesor e investigador especializado en inmunoterapia.

Fue durante el tiempo que pasó trabajando en hospitales universitarios en Colonia y Homburg al principio de su carrera académica cuando conoció a la inmunólogo Özlem Türeci, la hija de un médico turco que emigró a Alemania. Los unió su entusiasmo por la investigación médica y la oncología: Türeci dijo una vez en una entrevista que ella y su esposo incluso encontraron tiempo para trabajar en el laboratorio el día de su boda. Su trabajo anterior ha incluido el estudio de cómo se puede utilizar el sistema inmunológico para ayudar a combatir el cáncer, además de centrarse en la composición genética individual de diferentes tumores. La pareja se estableció como empresarios en 2001 al crear Ganymed Pharmaceuticals, una biofarmacéutica que desarrolla medicamentos terapéuticos que tienen como objetivo matar las células tumorales sin dañar los tejidos sanos. Şahin también continúa con su investigación académica y la enseñanza, ya que para entonces ya había sido nombrado profesor en la Universidad de Mainz. Ganynmed se vendió a la compañía farmacéutica multinacional japonesa Astellas en 2016, por 1.180 millones de euros.

Şahin y Türeci cofundaron BioNTech en 2008 con el objetivo de expandir su competencia a una gama más amplia de herramientas de inmunoterapia contra el cáncer, centradas en un enfoque específico del paciente para tratar enfermedades graves. La Fundación Bill & Melinda Gates se encuentra entre los donantes que han invertido en la empresa, con donaciones de 47 millones de euros para ayudar al trabajo de BioNTech, que también incluye programas de VIH y tuberculosis.

Las vacunas de ARN o vacunas de ARN mensajero, son aquellas que en las que se emplea ácido ribonucleico para lograr el desarrollo de una respuesta inmune. Se diferencian de las vacunas tradicionales en que no se administran agentes vivos atenuados ni fragmentos del mismo, por lo que no existe el peligro de provocar la enfermedad que se pretende evitar

Gráfico sobre la vacuna.

Hay cerca de 200 vacunas que están siendo probadas en sus distintas fases

         Quizás esté cerca el final del Covid19

 Sería un gran regalo de Navidad para la humanidad

             ¿Te pondrás la vacuna?



https://www.revistavanityfair.es/poder/articulos/vacuna-coronavirus-pfizer-cientificos-creadores-turcos-matrimonio-ugur-sahin-ozlem-tureci/47536

martes, 1 de diciembre de 2020

Fast fashion o moda rápida

 A la industria de la moda cabe atribuir el 10% de la contaminación global mundial. La razón de que su impacto sea tan grande es doble. Por un lado, su cadena de suministro es larga y compleja; empieza en la agricultura (fibras vegetales) o la fabricación petroquímica (fibras sintéticas), sigue por la manufactura para, pasando por la logística, terminar en la venta al por menor. Y, por otro lado, es un sector que ha experimentado un crecimiento enorme durante los últimos años, debido a la emergencia de lo que se puede denominar fast fashion (“moda rápida”), por analogía con la expresión “fast food”. Su impacto ambiental se produce a través de cuatro componentes: el agua que se consume, los materiales que se emplean (y se desechan), el uso y eliminación de productos químicos de potenciales efectos dañinos, y el gasto de energía.


Veamos unos datos para ilustrar la magnitud de sus efectos. La industria de la moda produce anualmente entre 4 000 y 5 000 millones de toneladas de CO2, lo que representa entre el 8% y el 10% de las emisiones globales de este gas. Su consumo de agua es uno de los más importantes, con unos 7 900 000 metros cúbicos anuales; es responsable del 20% de la contaminación industrial de agua, debido a las actividades de tratamiento textil y de tintado. Contribuye en algo más de un tercio a la acumulación de microplásticos de los océanos, con una cantidad anual de 190.000 toneladas. Y genera unos deshechos textiles –incluida ropa que no se llega a vender- de más de 92.000 toneladas anuales, parte importante de las cuales termina en vertederos o es incinerada.


Si nos fijamos en el último medio siglo, la producción de ropa se elevó de forma paralela al aumento de la población hasta aproximadamente el año 2000. Sin embargo, en los veinte años transcurridos desde entonces, la producción textil ha crecido más que la población. De hecho, entre 1975 y 2018 la producción ha pasado de 6 a 13 kg por persona; en otras palabras, se ha más que duplicado. Se estima que la demanda de este tipo de moda crece en la actualidad a razón de un 2% anual.


Ese crecimiento tan grande se ha debido a la capacidad de la industria para ofrecer a los consumidores productos nuevos mucho más baratos y con más frecuencia que antes. Los principales productores han desplazado a compañías tradicionales basadas en la distribución a través de pequeños establecimientos y se han beneficiado de las posibilidades de comercialización a través de internet. Como consecuencia, las marcas de éxito ponen en el mercado hoy el doble de colecciones de las que ponían antes del 2000, cuando comenzó el fenómeno de la moda rápida.


Ha crecido tanto la eficiencia de la producción, que a pesar del aumento en el consumo, el gasto por persona en ropa ha pasado en Europa de representar el 30% de la cesta de la compra en los años 50 del siglo pasado, al 12% en 2009 y al 5% en 2020. Y esa reducción facilita que se compre más ropa porque se adquiere con mayor frecuencia. En los Estados Unidos se adquiere hoy una pieza de ropa cada 5’5 días. Y en Europa se ha reducido el tiempo de uso en un 36% en los últimos quince años.


La industria de la moda ha orientado sus esfuerzos a reducir costes y disminuir los tiempos de entrega, porque ello supone un elemento fundamental de su atractivo y éxito, pero la humanidad paga un precio por ello. El agua es un recurso natural no renovable indispensable para el bienestar social puesto que se trata de un líquido vital para el ser humano, plantas y animales debido a sus propiedades únicas. Todos los procesos de acabado que se le realizan, lo están contaminando a tal grado que en muy poco tiempo no podrá ser utilizado por los humanos. ¿Qué podemos hacer para solucionar este problema de los desechos textiles? Esa es la pregunta que como habitantes de este planeta, que tiene cada vez más consumidores ávidos de nuevas tendencias de la moda se necesita formular,


¿Qué se puede hacer para no seguir produciendo tanto desecho textil y qué hacer con los desechos que ya se tienen?



https://culturacientifica.com/2020/07/19/el-precio-ambiental-de-la-moda-rapida/

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Entradas populares