Mis amigos son

domingo, 16 de junio de 2013

Ciencia - Religión



Steven Weinberg, físico estadounidense ganador del Premio Nobel de física en 1979 por combinar el electromagnetismo y la fuerza nuclear débil en el Modelo electrodébil, escribe en un reciente artículo publicado por The New York Review of Books acerca del conflicto derivado de la expansión de la ciencia y el debilitamiento paralelo de las creencias religiosas.
Según Weinberg, la idea del conflicto entre ciencia y religión es antigua. Edward Gibbon, historiador británico del siglo XVIII, ya señaló que “el estudio de la naturaleza es el síntoma más seguro de una mente incrédula”.
Weinberg, por su parte, afirma que aunque la ciencia y la religión no sean del todo incompatibles –tal y como lo señalan científicos muy creyentes como Charles Townes o Francis Collins-, la confluencia de ambas ha ido debilitando gradualmente las creencias religiosas, especialmente en Occidente, donde la ciencia está más avanzada.
Cuatro fuentes de tensión
¿Cuáles son las causas de esta tensión? Para Weinberg, el hecho de que existan contradicciones entre los descubrimientos científicos y las doctrinas religiosas específicas no sería una de las causas. Estas contradicciones se han dado muchas veces a lo largo de las historia, y generalmente el conocimiento científico ha terminado siendo adoptado por las personas con mayor visión entre los grupos religiosos.
Pero si el conflicto entre conocimiento científico y creencias religiosas no ha sido tan importante en sí mismo, al menos hay cuatro fuentes de tensión entre ciencia y religión que sí que han sido relevantes.
La primera de ellas es el hecho de que la religión haya tomado gran parte de su fuerza de la observación de fenómenos misteriosos como los terremotos, las enfermedades, los truenos, etc, que parecerían requerir para su existencia de la intervención de algún ser divino.
A medida que el tiempo ha ido pasando, esos misterios se han ido explicando desde una perspectiva cada vez más naturalista. Evidentemente, la ciencia no ha podido explicar todo ni podrá hacerlo nunca pero, lo más importante es que, según Weinberg, no ha constatado nunca nada que requiera de una intervención sobrenatural para su explicación.
Transformación del auto-concepto humano
Una segunda fuente de tensión entre religión y ciencia se deriva del hecho de que las explicaciones científicas hayan aumentado las dudas del rol especial del ser humano en el mundo.
El ser humano ha pasado de considerarse un actor creado por Dios para desempeñar su papel en un gran drama cósmico de pecado y salvación a tener que aceptar que nuestro hogar, la Tierra, es tan sólo otro planeta más que gira alrededor del sol; que nuestro sol es tan sólo una estrella entre cientos de miles de millones de estrellas de una galaxia que, además, está entre miles de millones de galaxias visibles.
Otro descubrimiento importante, y que también cambiaría el concepto que teníamos de nosotros mismos, fue el realizado por Charles Darwin, que señaló que el ser humano es un producto de la evolución a partir de animales que nos precedieron. Es decir, que no existe un plan divino que explique la existencia de la humanidad.
En ciencia no hay profetas infalibles


La cuarta fuente de tensión entre ciencia y religión es la siguiente: las religiones tradicionales se basan en la autoridad, representada por un líder infalible (un profeta, un Papa, un Imán) o por un texto sagrado, como la Biblia o el Corán.
Los científicos se apoyan también en autoridades, pero de otra índole. Si quiero comprender la teoría de la relatividad, buscaré información escrita por un experto. Pero siempre sé que dicho experto podría estar equivocado. Para los científicos, ni siquiera los héroes de la ciencia, como Einstein, son considerados como profetas infalibles.
Weinberg señala que su propósito no es argumentar que el declive de las creencias religiosas sea algo bueno (aunque el físico piensa que sí lo es), sino más bien explicar las razones que han llevado a la pérdida de la fe en los últimos tiempos. Señala asimismo que hay que tener mucho cuidado con los sustitutos de la fe: regímenes que rechazaban la religión cometieron grandes atrocidades con la población, como la Alemania nazi o la Rusia de Stalin.
Finalmente, Weinberg apunta que no diría que es fácil vivir sin Dios y que la ciencia es lo único que se necesita. Porque, por más que se avance en el estudio de la naturaleza, los científicos son conscientes de que nunca podrán alcanzar el fondo final de las cosas. Para ayudar a aceptar este hecho, el físico propone la ayuda del humor, de los placeres sencillos de la vida y del placer del arte.
Según Weinberg, “podríamos estar tristes porque no se escriba más poesía religiosa en el futuro… pero, por supuesto, se podrá también escribir buena poesía en adelante sin la religión”. En definitiva, señala el físico, no debemos preocuparnos con que la superación de la religión conduzca a una decadencia moral porque muchas personas no religiosas han vivido vidas moralmente ejemplares.



http://www.ecuadorciencia.org/articulos.asp?id=5598

10 comentarios:

  1. Querida Norma, esta es una entrada muy interesante y que levantará muchos comentarios.Es cierto que cuanto más se profundiza en el conocimiento de la naturaleza más se cuestionan las creencias religiosas.Las dos tratan de dar un sentido a la vida, cada una a su manera.Pero creo que luego hay tantas formas de verlo y sentirlo como personas. Un beso grande

    ResponderEliminar
  2. Tema difícil de debatir por este sistema. Yo diría que no es cuestión del Dios con mayúscula, puede que el hombre necesite a dioses, sobre todo en esas cosas de lo espiritual.

    En cuanto a la dicótoma religión versus ciencia, es como el agua y el aceite, juntas no puede estar, una se basa en la fe creer en lo que no se ve, esto no es ciencia, la ciencia se ratifica con datos que hoy están en vigor, puede que mañana los datos cambien y haya que cambiar la ley pero los datos están ahí, nadie se inventa nada.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Hola Norma! Un tema, que me extendería hasta el infinito!
    Desde luego que una persona sin religión puede tener mucha moral y viceversa. Como inexplicable es que en el Vaticano exista aún la pena de muerte, que la edad menor, para una violación, en toda Europa sin ser delito esté también ahí! Que una vida de penitencia, sacrificio, obediencia, oración, pobreza...entre otras, sea el camino al cielo, que sus líderes sean corruptos y estén llenos de pecados, que puedas pagar para que tus pecados sean absueltos...todo esto hace mucho daño a la religión y a sus fieles que cada vez cuesta más creer...además de la poca evolución y adaptación en preservativos, homosexualidad...temas en los que no se le hace daño a nadie y parece ser que se va contra ellos. Un adulto libre homosexual va en contra de ellos y vive en pecado...en cambio se hacen oídos sordos y ojos ciegos a las violaciones de niños en centros religiosos...
    Los científicos nos hacen entender muchos caminos pero permiten que otro les diga que están equivocados...además no imponen nada, dan su opinión y lo demuestran con datos...así que en la mayoría de los casos no es creer es ver.
    En la mayoría de las religiones se ha impuesto el odio hacia las demás religiones que opinan diferente...eso no es religión, a Jesus lo mataron por ser judío y la iglesia sigue ese papel, no creo que esa fuera una idea de Jesús...los islamistas incumben muchísimas normas también contra los derechos humanos...y eso es difícil de seguir...
    Por eso cada vez se une más las religiones a la incultura social (sin querer ofender a nadie) pero es que lo que es difícil de creer no es los escritos ni los orígenes...más bien lo difícil es seguir a unos líderes sin coherencia...
    El islam según que países las mujeres deben de ir tapadas enteras, cabeza y cara, sólo peloo...en fin que no está clara la palabra de Alá??...o la interpretan erróneamente...en fin que entre las irregularidades, los sin sentidos y miles de locuras más...hoy hay que ser muy poco cuerdo para seguir a una masa religiosa que moralmente tienen un pasado, presente y futuro poco claro y de dudosa limpieza...donde se queman libros, datos históricos...se ocultan verdades como templos...y se unen a los poderosos...
    Lo dejo aquí...pero hay tanto malo en tener que necesitar que nos guíen, cuando uno mismo sin necesidad de nadie puede ver donde está el bien y el mal...y con una buena educación como base, elegir siempre el bien común...y buscar la felicidad sin hacer mal a nadie, educar a nuestros hijos sin envidias, sin odios...y realmente creo que cuando el PODER DEL AMOR (hacia todo, planeta, animales, naturaleza...)SEA SUPERIOR AL AMOR POR EL PODER...Podremos ser libres y vivir esta vida que es un tesoro incalculable!...sin fijarnos en colores, nacionalidades, ideas...todos compartiendo...dar y recibir!! Sabríamos el valor de las cosas y no su precio.
    Salu2
    Cocinandovoyrecetandovengo.

    ResponderEliminar
  4. Tanto se ha escrito al respecto y tanto seguramente se escribirá. Como ocurre con los temas muy profundos, creo que todo depende de la opinión.

    ResponderEliminar
  5. Dificil debate, ya que creo que cada uno lleva su parte de razon, en cuanto de donde venimos, pues me gustaria creer que venimos como nos han echo creer de Adan y Eva, pero tampoco me lo puedo creer a ciencia cierta, ademas pienso que nunca llegaremos a saberlo, ni eso ni muchisimas otras cosas mas, soy ignorante en todo esto, pero bueno doy mi humilde opinion, bsss

    ResponderEliminar
  6. Tremendo tema de debate, daría mucho para hablar y nos deja pensando, gracias por estas entradas amiga, buena semana!!!
    Besote
    Roos

    ResponderEliminar
  7. Excelente tema! y depende del cristal con que se mire...en alguna parte coincido con él...hay muchas personas que no son religiosas y llevan una vida ejemplar! y otras que han sido religiosos en su vida y han hecho mucho daño a la humanidad!

    Y pregunto yo ¿porque no combinar ambas a Dios y la ciencia?

    "El hombre encuentra a Dios detrás de cada puerta que la ciencia logra abrir." — Albert Einstein

    Besitos y abrazos viajando hacía el sur!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  8. Un error muy común es confundir la espiritualidad con la religión, que no tienen nada que ver la una con la otra.

    En muchos hospitales ya se da Reiki a los enfermos y los mismos médicos y enfermeras están empezando a practicar estas maneras de sanar.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. y si observamos la cantidad de un grupo de fieles en una comunidad religiosa, veremos que las mujeres están en mayor número y son las que más fuerte llevan la fe.
    y esto, ¿a qué se debería?
    a que muchas de las mujeres que se refugian en la religión tienen conflictos paternos (ausencia por divorcio o muerte, preferencia especial por otro hijo, subestimación de su capacidad intelectual, indiferencia emocional, desapego, abuso, etc) que vienen desde la infancia hasta bien entrada la adolescencia.
    y como las mujeres son apegadas al padre y sienten todo lo descrito arriba, pues eso, surge el conflicto entre los dos y entran en crisis, de tal manera que dios llega a ser el padre que se han idealizado a la justa medida de sus propias necesidades que termina reemplazando (aunque no del todo) al padre real.
    saludos.

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Entradas populares