Mis amigos son

martes, 8 de noviembre de 2011

Mar del Plata

Mar del Plata está ubicada sobre el Océano Atlántico a 404 kilómetros de  Buenos Aires capital de  Argentina



Este es el lobo marino, imagen emblemática de esta ciudad, todo el que pasa por aquí no deja de llevarse una foto junto a él.


Los comienzos de esta ciudad



1906



La Bristol en 1913


La Rambla Nueva
En el 1938 fue aprobado el proyecto del arquitecto Alejandro Bustillo para la construcción del hotel, el casino y la urbanización que comprendía comodidades para balneario, playa de estacionamiento, rambla frente al mar. La primera parte, la del casino se inauguró el 27 de diciembre de 1941.
La Rambla Bristol coexistió con la Nueva, empezando su demolición en febrero de 1940

Actualmente es así




El puerto de Mar del Plata, cuyas lanchas proveen de pescados a la ciudad de Buenos Aires
















El balneario de La Perla



La primera vez que vi el mar fue subiendo esta cuesta que desemboca en Océano Atlántico. No hay palabras para explicar la emoción que sentí cuando vi ese mar azul, que nunca había visto, yo estaba acostumbrada a ver las aguas del Río de la Plata que son de color marrón, por los sedimentos que trae.
Hoy es mi paisaje diario.



Tiene 47 km de playas y bahías que se alternan con sierras, lagunas, bosques y quintas. Posee una lujosa hotelería de calidad y servicios de playas únicas en el mundo.



Los espectáculos deportivos y una amplia cartelera teatral la caracterizan.
Fiestas y festivales se realizan durante todo el año.



Recuerdo los veraneos en Mardel allá por los 60


Ibamos con el  600 cargado hasta el techo, incluyendo perro y sombrilla.Lo que menos me gustaba de este viaje era que tenía que levantarme muy temprano para llegar en las primeras horas de la mañana porque a mi papá no le gustaba manejar con el sol fuerte. Después de dejar nuestros bártulos en el chalet alquilado desayunábamos con mediaslunas, ¡las más ricas del mundo!. dicen que es por la calidad del agua. Luego preparábamos  todo lo necesario para un día de playa. No  faltaba la sombrilla¡ Qué pesada era! claro no existía el plástico. El bronceador Sapolán Ferrini, Rayito de Sol y crema Hinds no faltaba. Por aquella época estaban de moda las capelinas hechas al crochet con rafia, que lucíamos orgullosas mi mamá y yo ¿Por qué será que en aquellos tiempos casi todas las mamás tejian? Claro...no trabajaban afuera.
Depués de 2 horas en la playa, papá decía que nos iba a hacer mal si nos quedábamos expuestos a los rayos del sol del medio día y entonces partíamos hacia La Rambla en donde sentados cómodamente esperábamos que apareciera el mozo con los 21 platitos...
(Cazuelitas de pulpo a la gallega, mejillones pelados a la provenzal, platitos de rabas, de calamarettis fritos y a la lionesa, cornalitos fritos, pequeños trozos de merluza a la romana y escabechados. Empanaditas de atún, papita a la provenzal, platos con queso cortado, con jamón en cuadraditos, con salamín, con calabresa, con aceitunas verdes, maníes salados, papas fritas. Cazuelita de porotos pallares, de mondongo, berenjenas en escabeche, albóndigas en salsa de tomate, rectangulito de tostados, de pizzetas, ...ahhh! y pan por supuesto).

Y para beber... El clásico e infaltable "Clericôt", resabio de la “Belle Époque”, el gancia o cinzano con limón y soda. El fernet (Branca,¡ojo!) con Cinzano y soda con desbordante espuma, gin tonic con cáscara de limón.

Y las damas... Un jerez Tío Paco (no otro), un Alexander, un delicado vino blanco o un oportuno jugo de naranjas.

Para algunos “respetables”, nunca faltaba el jamón crudo Torgelón con fetas de pan negro untadas con manteca y una botella de helado blanco seco con servilleta blanca colgada a su cuello y resguardada en un balde con hielo. O la humeante fuente de cascarudos mejillones a la provenzal o unas ciruelas envueltas en panceta...

Y después.. al menos un plato debía comerse: Sorrentinos a la crema, spaghetti a la pummarola...

Y para terminar... un buen whisky o un Don Pedro. Y todos felices y contentos..., se iba armando la mesa de truco, hasta la nochecita, cuando la brisa marina volaba el último as.

Después de esta "picada", papá y mamá se iban a dormir la siesta y los más jóvenes nos dedicabamos a jugar a las cartas, eso sí a la sombra.
 ¿Te gustó el paseo?.
 No dejes de venir, si podés hacelo en invierno, todos los paisajes serán sólo para vos.


30 comentarios:

  1. La ciudad feliz es siempre hermosa Norma!!!

    Desde el primer momento en que abres tus ojos en la mañana, puedes programar positivamente tu día; debes darle gracias a Dios por el descanso recibido y aprovechar uno de los más grandes poderes que nos ha sido concedido a los seres humanos: el poder de elegir. Tú tienes la capacidad de elegir lo que quieres ser o hacer. Por eso cada mañana… elige ser feliz, elige perdonar, elige reír en lugar de llorar, elige aplaudir en lugar de criticar… y elige amar en lugar de odiar. ¡Un gran abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Sabes que un gran pedazo de mi corazón está en esa ciudad que has reflejado completa y casi escandalosamente bien. Siempre me queda la esperanza de volver a verla y contrastar recuerdos. Total, soñar no cuesta nada... Besos

    ResponderEliminar
  3. Con las ganas que tenemos de visitar Argentina! Mis padres estuvieron hace unos años y vinieron impresionados por su belleza, su ambiente, su diversidad y sus gentes. Gracias por esta bonita excursión.

    ResponderEliminar
  4. debo decir "Marpla" aunque es una ciudad muy bonita, a mi me satura la cantidad de gente! por mas que he intentado, no me aguanto un día completo!

    ResponderEliminar
  5. Un lugar estupendo, Norma, y unos recuerdos muy bonitos los tuyos
    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Parece una ciudad muy bonita, aunque yo quitaría la mitad de la gente,je,je,je,...Ojalá algún día la pueda conocer.Besos.

    ResponderEliminar
  7. Divina Mar del Plata, pero la prefiero en invierno o fuera de temporada, tanta gente en verano me agota...
    Me quedo con las picadas, el gancia y las gambas al ajillo...jajajaj
    Besos y feliz martes!

    ResponderEliminar
  8. Hola norma! gracias por pasar por mi blog!
    Este año volví a Mar del Plata después de bastante tiempo, y me sorprendió lo linda que es, no me acordaba!

    ResponderEliminar
  9. Me ha impresionado la ciudad y me han encantado tus recuerdos, muchas gracias por visitarme .Besos.

    ResponderEliminar
  10. que lindas fotos, las de antes las de ahora.

    La ciudad esta hermosa, tan linda que me dan ganas de volver... mi marido no sabes con que gusto recuerda a Manolo (el restaurante) el tambien quiere volver!!

    saludos

    ResponderEliminar
  11. Hace un año por estas fechas estaba preparando mi viaje Argentina y no sabe al envidia que me ha dado recordarlo.
    Esa ciudad no la vimos solo estuvimos en Buenos Aires y nos fuimos a recorrer el sur, pero después de leerte es como si hubiese estado allí.
    Un abrazo .

    ResponderEliminar
  12. Norma, este era el post que estaba esperando!!!! Qué hermosa es Mar del Plata! Me trajiste recuerdos,
    Un beso,
    Myriam

    ResponderEliminar
  13. Norma, que viaje nos has dadoooo, uno de mis sueños es conocer Buenos Aires y obvio hacer el recorrido completo.
    Tus fotos y guía ha sido maravillosa, más ganas me dan de ir!!!.
    Un besito y gracias por este tour,
    Piedad

    ResponderEliminar
  14. Mar del Plata debe ser un lugar precioso, digno de ver por lo menos una vez en la vida. Yo también sentí una gran emoción al ver el mar por primera vez. Tenía ocho años y sólo había visto las aguas marrones del río Tajo que pasa por mi cuidad...cunado descubrí toda aquella inmensidad azul no salía de mi asombro. Me pareció lo más bello y grande que había visto en mi vida. Fueron las aguas del Mediterráneo.
    Un abrazo muy fuerte, Norma

    ResponderEliminar
  15. Un estupendo reportaje que pone las dientes largos.

    ResponderEliminar
  16. Nací y viví hasta que me case´en Tandil, muy cerca de MDP. Tan cerca que un programa frecuente era ir por el día a MDP, hacer compras, comer mirando el mar y pegar la vuelta. De mas grande mi hermano se fue a vivir allí, hizó su carrera en la facultad y yo viajaba todo el tiempo a visitarlo. Es una ciudad que me gusta mucho, quizás mas en invierno que en verano. Beso!

    ResponderEliminar
  17. Uno de mi mayores sueños es poder visitar alguna vez Agentina. No sé si lo conseguiré, pero entre tanto...
    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Una preciosa entrada llena de añoranza y ternura. Que bonita se ve Mar de Plata, tengo unas ganas locas de visitarla
    Bsos

    ResponderEliminar
  19. Precioso Mar de Plata.
    Espero algun dia poderlo visitar.
    Un abrazo., Ricard

    ResponderEliminar
  20. ¡Parece que tenemos más cosas en común de lo que creemos!
    ¡Me trajiste tantos recuerdos!
    Desde los 4 meses fuí a Mar del Plata el mes de Febrero, mis padres iban todos los años con mi hermano a un hotel tipo hostería que estaba en pie hasta la última vez que fuimos.
    Conmigo tan chiquita alquilaron una casa típica marplatense, y fue toda la familia (tengo fotos)
    Cuando cumplí 5 años mis viejos compraron un departamento en Santa Fe 1771, 4° F al ladito de los teatros, era muy tranquilo, pasábamos todo el verano desde el 2 de Enero hasta que empezaban las clases en Marzo. Así fue hasta que cumplí 23 años y murió mi papá.
    Hasta que empezó la afluencia de gente en grandes cantidades en los 80.
    En el 97 lo vendimos, luego de la muerte de mi papá ya casi no íbamos.
    ¡Mi querida Norma si algún día vuelvo a ir, te voy a ir a visitar!
    Besos, un montón...

    ResponderEliminar
  21. Adoro Mar del Plata y siempre digo que el día que me jubile me voy a ir a vivir allí. Lo que contás eran las típicas vacaciones de la clase media y me hizo gracia lo de tu papá porque el mío era igual, al mediodía a comer a la casa o al restaurant, la siesta y luego sí (cuando hicimos la digestión), volvíamos al mar. La pena que me da es ver los localcitos de la rambla todos cerrados, yo creo que si los refaccionaran e incentivaran la zona, funcionarían muy bien. Bueno, perdón por la extensión, pero disparó muchos recuerdos y sensaciones. Beso!!!

    ResponderEliminar
  22. Estoy haciendo carreteras con los colmillos de la envidiaaaa!!! jajajaja, espectaculares las fotos. A ver si algún día acortan las horas de avión!!!

    Besosssss!!!!

    ResponderEliminar
  23. Pasé a visitarte, besos y continúa con entradas tan interesantes. Besos

    ResponderEliminar
  24. Tiernos recuerdos de vacaciones. Bella Mar del Plata, solo que fria el agua. Un abrazo

    ResponderEliminar
  25. Norma magnifico paseo virtual nos diste, y dichosa tu que lo gozaste!
    Hermoso lugar, bellas imagenes
    Te dejo un abrazo

    ResponderEliminar
  26. Tus relatos me recordaban a mis vacaciones de infancia en el Barrio La Perla, en los 70'. Ahora coincidoen que me gusta ir en invierno, para disfrutarlo sin turistas! Bellas fotos!

    ResponderEliminar
  27. Impresionante!!! cuánta belleza!!!
    Me encantaría ir, pero con menos gente. Y qué manera de comer!!! jeje.
    Me encantó la entrada
    Bss

    ResponderEliminar
  28. Es divina esta ciudad. La semana que viene voy a ver cómo se ve el Atlántico desde allá y espero llevarme conmigo lindos recuerdos.


    Besos, guapa.

    ResponderEliminar
  29. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  30. EXCELENTE!!!!!!!!!!!
    Somos miembros de un blog llamado SABER + SABER. Nuestro blog trata de Tips, actualidad, eventos, personas, webs, moda, manualidades, emprendimientos, cultura, y mucho más...


    Desde ya los invitamos a nuestro blog http://sabermassaber.blogspot.com.ar. Visítenlo y comenten lo que deseen.

    Saludos cordiales,

    El equipo de Saber + Saber

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Entradas populares