Mis amigos son

viernes, 21 de septiembre de 2012

Festejamos la primavera en el Jardín Japonés

Hoy es primavera y me dije:  - ¿A dónde llevo a mis amigos a festejar? -
Pronto recordé un excursión que hice con mis alumnos al Jardín Japonés de la Ciudad de Buenos Aires en donde ellos se divirtieron muchísimo dándole de comer a los peces y yo disfruté del colorido de las azaleas.


  Por supuesto que primero en el aula se trabajó sobre qué ibamos a ver en el parque y todo aquello que se refería a su historia que ahora también paso a contarte:
Fue construido en el Parque Tres de Febrero del barrio de Palermo en 1967, en ocasión de la visita a la Argentina del entonces Príncipe heredero Akihito de Japón.




La entrada es paga, todo lo recaudado está destinado al mantenimiento del Complejo Cultural y Ambiental Jardín Japonés que es administrado por la Fundación Cultural Argentino Japonesa.




 El Jardín Japonés de Buenos Aires posee además de un inmenso jardín, un edificio que contiene un centro de actividades culturales, un restaurante, un vivero donde se pueden comprar bonsáis y una tienda de venta de variados artículos.




Todos los elementos que se encuentran se busca la armonía y el equilibrio. Los puentes constituyen símbolos. Existe uno muy curvo y sumamente difícil de atravesar, llamado Puente de Dios que representa el camino al paraíso. Otro llamado Puente Truncado que conduce a la isla de los remedios milagrosos.




Además de los añosos árboles autóctonos como la Tipa y el Palo Borracho, puede encontrarse también gran variedad de plantas japonesas, entre ellas el Sakura, el Acer Palmatun y las azaleas.




Una gran cantidad de peces Kois habitan el lago central y los visitantes pueden comprar bolsitas de alimento para darles de comer. Los primeros ejemplares fueron traídos desde Japón en 1967 para la inauguración. Son coloridos, muy hermosos y es divertido tirarles alimento y ver cómo pugnan por él.
Esta especie fue la elegida porque según cuenta la leyenda: "En el Río Amarillo había una puerta y sólo aquel pez que pudiera nadar contra la corriente y alcanzarla, se convertiría en Dragón. Varios peces lo intentaron pero solo el pez Koi tuvo éxito en esa misión". Desde entonces, el pez carpa es símbolo de fortaleza y valor.



Recorrer el parque es una invitación a relajarnos, a abstraernos del ritmo caótico de la ciudad de Buenos Aires.
Vení en cuanto puedas.



30 comentarios:

  1. Bonito parque. Gracias por la invitación pero, a pesar de las muchas ganas, mi pilla un poco lejos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Es una auténtica maravilla,sin duda.
    Uno de mis lugares pendientes de visitar es Argentina,donde si algún día puedo viajar,me encantaría visitar ese jardín e Isla Negra,Valparaíso y en fin,un "sinfín"de lugares más!
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. En nuestro viaje a Argentina, hace tantos años, fuimos al Jardín Japonés. Y tienes toda la razón, es como una isla de paz en medio del bullicio de Buenos Aires. Espero tener la oportunidad de volver.
    Un beso,

    ResponderEliminar
  4. Tendría que volver un día de estos primaverales. Realmente es bello, da gusto pasearse por allí.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Será cuestión de seguir jugando a la lotería, si me toca me voy a conocer Argentina de punta a rabo. Mi abuelo paterno estuvo ejerciendo de medico por la zona de la Pampa, ara como 90 años. Besos

    ResponderEliminar
  6. Que preciosidad! aqui si se puede aprender a ser feliz
    Bsos

    ResponderEliminar
  7. No se me ocurre mejor plan para este día soleado que hacer un picnic en el jardin japonés.
    Feliz primavera!
    besos y buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  8. En Lima también tenemos un parque japonés que es un oasis de paz y quietud.

    ResponderEliminar
  9. que lindas imágenes. especialmente la penúltima. un pedacito de Japón en
    Bs As. debe ser un paseo maravilloso. lleno de paz, creo que yo, me relajaría tanto que dormiría ahí entre las flores. bellísimo todo.
    feliz inicio de primavera (aun que aquí en tu casita siempre lo es) y un bonito fin de semana. cuidate. bss.
    Lula :O)

    ResponderEliminar
  10. Qué lindo!! me hiciste acordar que hace años que no voy! Desde la primaria (bueh, tampoco taaantos años!). Es de esos lugares que como están a mano, uno se olvida de ir a visitarlos y sí que valen la pena volver una y otra vez!
    Besito grande y feliz primavera!

    ResponderEliminar
  11. Desde luego que es un sitio precioso, genial para llevar a los peques de visita. Lástima que me pille tan lejos, que andamos preparando las actividades extraescolares
    Besitos

    ResponderEliminar
  12. Que bonito post!!! Gracias por estar conmigo en mi cumple!!! Feliz finde, el mejor!!!
    Roos

    ResponderEliminar
  13. Me quedé con ganas de visitarlo cuando estuve por allí pero hay tantas cosas que ver que alguna hay que dejar.
    Feliz dia de la primavera.
    Gracias por enseñarñoslo

    ResponderEliminar
  14. Aquí festejamos la llegada del Otoño y curiosamente mañana lo hacemos con unos amigos argentinos que vienen de Rosario:-)
    Bss

    ResponderEliminar
  15. Bueno, Norma, mi jardín japonés no tiene flores, ni agua, ni puentes, pero tiene piedrecitas y arena, y en primavera brilla como el que más. Gracias por estas bonitas fotos. un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Bellisimo paseo con un entorno que mima los sentidos!!!
    Gracias por compartirlo

    Cariños

    ResponderEliminar
  17. Muy bonito el parque. En Pamplona, la capital de Navarra, existe también otro parque muy semejante a este, pero pequeñito, que lleva el nombre de la ciudad japonesa de Yamaguchi, con la que están hermanados los pamploneses. Un saludo desde mi mejana

    ResponderEliminar
  18. Norma me encanta ese parque...y todo el simbolismo que encierra...
    iré pronto...espero... quizá para otra primavera...
    un abrazo y a disfrutar...

    ResponderEliminar
  19. El parque es idílico ...por sus colores ... su armonía y por esa maravillosa vegetación que hace de pulmón en cualquier lugar del mucho .....quién lo tenga cerca ..tiene un tesoro ... Feliz fin de semana y besotesss

    ResponderEliminar
  20. es un verdadero paraíso en medio del cemento. un beso.

    ResponderEliminar
  21. Que lindo paseo, gracias
    hace tanto que no voy
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Gracias por tu visita.
    Respecto a tu comentario te dire que las apariencias engañan

    Cariños y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  23. que hermosa entrada!!! Me encanto ver esto!!! belleza de imagenes!

    ResponderEliminar
  24. QUE LINDO...Y COMO SE ME PASO Y NO FUI????????
    ES PRECIOSO SI ALGUN DIA REGRESO....LO VISITARE.
    CHAUCITO

    ResponderEliminar
  25. Te cuento que una de las tejas de bronce de la confitería tiene labrado mi nombre, ja ja ja. Viejas épocas, es un lugar bellísimo. Gracias.

    ResponderEliminar
  26. Te cuento que una de las tejas de bronce de la confitería tiene labrado mi nombre, ja ja ja. Viejas épocas, es un lugar bellísimo. Gracias.

    ResponderEliminar
  27. Que belleza !!! un verdadero paraíso. Besos

    ResponderEliminar
  28. Que luigar mas encantador amiga,que dicha por ti,gracias por compartir las fotografias,nos haces viajar a ese lugar tan lleno de armonia.
    Abrasitos a la distancia*.*

    ResponderEliminar
  29. guau es precioso, el de la serena no tiene casi flores y no se puede alimentar a los peces por lo que no se los ve jiji, pero igual es bonito y tienen alguna semejanza.

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Entradas populares