Mis amigos son

viernes, 14 de agosto de 2015

Qué es el autismo


El autismo es una discapacidad compleja del desarrollo. Esta afección es el resultado de un trastorno neurológico que repercute sobre la función normal del cerebro, afectando el desarrollo de la comunicación de la persona y sus habilidades de interacción social.
Los expertos creen que el autismo se presenta durante los tres primeros años de vida. Las personas con autismo tienen problemas con el desarrollo de la comunicación no verbal, las relaciones sociales, la comunicación y la reciprocidad emocional.

 
¿Cuáles son las características de un niño autista?
El autismo es aquel trastorno que afecta directamente sobre la empatía, la comunicación y el desarrollo social de la persona que lo padece.
Es una afección que hoy en día no tiene cura desarrollada, aunque por otro lado, sí que se puede conseguir una mejora de la calidad de vida importantes tanto para el niño autista como para las personas que lo rodean

 http://files.unidadautismomaternidad.webnode.com.ve/200000060-332b434252/guiadeteccionautismo.jpg

¿Cuáles son las características que definen el comportamiento de un niño autista?

El autismo, se presenta en su mayoría en niños, más que en niñas. Por norma general, entre las características de los niños con autismo no es raro que venga acompañado de cierto retraso mental, que consiste fundamentalmente en la existencia de una gran dificultad a la hora de comunicarse verbalmente y de expresar sus sentimientos y necesidades.
Un niño autista, tendrá un comportamiento poco flexible. Dicho de otra forma, los niños autistas son personas que no se toman bien los cambios en su rutina, los hechos repentinos o las modificaciones de última hora. Un niño autista es una persona a la que le gustan los hábitos, los hechos repetitivos y las costumbres, de ahí su falta de flexibilidad.
Otra de las características de los niños autistas es que es habitual, además de que el niño autista se obsesione por una determinada conducta u objeto de su propiedad, que, sumado a su incapacidad de comunicación, lo cual puede resultar un comportamiento realmente difícil para la integración del niño con el resto de niños de su edad.
Fundamentalmente, uno de los principales problemas a los que se enfrenta un niño autista es la discriminación social entre los niños de su edad. Bien sea por desinformación ó por la propia inmadurez de los niños, es importante que un niño con un trastorno de espectro autista tenga un entorno que sea paciente, perseverante y motivador, ya que dicho entorno fomentará significativamente la integración de los niños autistas.


Un equipo de científicos estadounidenses ha descubierto que mediante la observación del niño en algunos casos ya podría ser identificado en los bebés, aunque en muchas ocasiones no hay síntomas evidentes de alarma.
En el estudio realizado por  la Escuela de Medicina de la Universidad de California, San Diego hicieron un cuestionario donde 10.500 padres con bebés menores de un año respondieron a preguntas tales como ¿el niño intenta jugar con juguetes? ¿el bebé sonríe cuando lo miras? ¿te das cuenta de cuando el bebé está contento o enfadado? mediante estas preguntas podría identificarse un comportamiento inusual en el niño.

¿Qué señales pueden indicar que un bebé es autista?
Si a partir de los 2 meses el bebé no presta atención a la luz o a sonidos.
Dificultades a la hora de jugar.
Cuando no mantienen la mirada fija.
Estas señales no tienen porque asegurar que el niño tenga autismo pero es muy importante observarlo con atención y si lo creés es conveniente llevarlo a un especialista.
Detectar esta enfermedad de forma precoz es muy buena señal ya que iniciar el tratamiento a esta edad tan temprana es mucho más eficaz y se podrá intentar que el niño tenga una infancia lo más normal posible.

El hecho de que un niño sea autista, no quiere decir que su capacidad de comprensión sea menor. De hecho, son muchos los niños autistas que tienen unas habilidades y una capacidad cognitiva muy alta, dependiendo del tipo de autismo que se tenga. Dicho de otra forma, el coeficiente intelectual de un niño autista no tiene por qué ser menor. Lo que influye directamente es su capacidad para las relaciones sociales, y su capacidad de comunicación en general.
Actualmente no hay ningún tratamiento capaz de curar el autismo en los niños, pero, por el contrario sí que existen terapias para niños autistas y actividades que mejorarán significativamente la capacidad de socialización del niño con este trastorno.

Si lo deseas mirá esta peli, son 98 minutos para comprender a una familia con un niño autista







 http://autismoinfantil.org/el-autismo-en-los-bebes-podria-identificarse/

4 comentarios:

  1. Muy interesante artículo, yo cuando estuve ejerciendo de mi carrera pude trabajar con niños autistas con distintos niveles de autismo, mucha gente no sabe el porque de su comportamiento y creo que con artículos informativos como el tuyo se da a conocer un poco mas el porque

    Un abrazo y ten una bonita semana

    ResponderEliminar
  2. gracias a tu post hoy he sabido un poco más de ellos.

    saludos.

    ResponderEliminar
  3. Haces muy bien en contar a tus lectores de algo relativamente común pero de lo que se sabe muy poco.

    ResponderEliminar
  4. Ay Normita, finalmente puedo pasar a visitarte y quedarme un ratito en tu lindo blog. Esa pelicula la vi en Costa Rica con mis papàs y me encantò. Me la volvì a ver de nuevo, muchas gracias por averla propuesto, si mucho padres de familia se dedicaran asì a sus hijos, Dios los bendecerìa màs de lo que necesitaran, creeme. Bueno , me voy a leer otros de tus post. Besitos y gracias por todas tus agradables visitas a mi blog, siempre linda y gentil.

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Entradas populares