Mis amigos son

martes, 4 de agosto de 2020

Propiedades curativas del sonido


Desde tiempos antiguos el ser humano se ha interesado en las propiedades curativas del sonido y lo ha usado con fines rituales y terapéuticos. Éste interés se ha dado en todos los lugares y culturas del mundo.

En oriente se ha usado la recitación de mantras para curar o cambiar diversas situaciones, en México los Marakames (o chamanes) Wixárika o Huichol cantan para mover energías estancadas y en el Budismo tibetano se pronuncian las “sílabas semilla” (como el famoso OM) para conectar con la presencia espiritual de cada una.
Históricamente, uno de los grandes estudiosos del efecto del sonido sobre el cuerpo fue Pitágoras, quien investigó las reacciones que generaban ciertos acordes y armónicos sobre el organismo humano.

A partir de sus resultados elaboró ciertas secuencias sonoras que llevaban a las personas a cambiar su conducta y a sanar sus emociones. Con ellas logró inducir el sueño, contrarrestar el enojo y combatir los miedos de quienes les oían, entre otras cosas.
Hoy en día existen muchas teorías que avalan las propiedades medicinales de la música y el sonido. Ciertos estudios neurocientíficos que señalan los beneficios que la música aporta a nuestro cerebro y cuerpo, como por ejemplo reducir el estrés y fortalecer el sistema inmunológico.

Siendo que los líquidos son particularmente receptivos a las ondas sonoras y aproximadamente un 60% del cuerpo humano está compuesto por líquidos, el mundo científico ha incorporado la idea de que los sonidos pueden utilizarse como frecuencias vibratorias de curación.  De hecho, la frecuencia de 528 Hz es precisamente utilizada por genetistas hoy en día para reparar daños en el ADN humano.

Si te interesó el tema te dejo música para que te relajes
La música de Mozart  se utiliza como coadyuvante en el tratamiento de diversas enfermedades físicas y mentales. Es un gran estimulador del cerebro en la producción de hormonas que relajan instantáneamente y mejoran la salud



Por si no lo sabías


Algunos felinos en situaciones de estrés ronronean con gran intensidad como una forma de volver a su estado normal, ya que el sonido sería un recurso de relajación y bienestar.


Yo no creo en esto pero...si hay un gato ronroneando por la casa probá... no duele...
Eso sí, si tenés problemas de salud consultá primero a tu médico




http://elvasomediolleno.guru/inspiracion/el-secreto-de-los-sonidos-curativos-que-sanan-tu-cuerpo-y-emociones/

2 comentarios:

  1. Yo sí creo en el poder curativo (o al menos mejora) del sonido. La música relaja, eso seguro. O enerva (cuando entras en una tienda con la música a tope y machacona...)
    En yoga cantamos el OM y se supone que sirve para conectarte con tu interior.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Creo que algunos sonidos pueden ayudar a sentirnos bien, y que hay otros que pueden alterarnos y angustiarnos.

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Entradas populares