Mis amigos son

miércoles, 17 de abril de 2013

Minería a cielo abierto

¿Qué es?




Como si de un planeta descartable se tratara, la  minería a cielo abierto, viene a poner en jaque los recursos naturales del planeta que habitamos, dejándonos un pasivo ambiental de gran magnitud, que ni las generaciones futuras podrán salvar. Esta actividad en nuestro país nos muestra que este tipo de mega-emprendimientos solo beneficia a un puñado de personas, dueños e inversores de los mismos, y para nosotros, ciudadanos argentinos, no solo no nos trae el trabajo prometido, sino que deja a nuestros pueblos enfermos y a los recursos naturales destruidos.



 Pero para comprender hasta qué punto están siendo flagelados nuestros derechos, comencemos por repasar cómo funciona esta actividad: en las últimas décadas se ha producido un drástico cambio en las prácticas mineras debido a la pronunciada disminución de los minerales metalíferos tras su intensiva explotación durante el siglo pasado. El hombre ha agotado la roca de "alto porcentaje de ley", es decir, aquella que tenía una elevada cantidad de metal y en la actualidad, al hallarse el metal mucho más diseminado en ella, se lleva a cabo una práctica notablemente más nociva como lo es la explotación de toda una montaña para reducirla a escombros.



Los restos obtenidos son triturados y amontonados para luego sufrir un proceso llamado lixiviado bajo el cual son rociados con productos químicos para poder finalmente extraerle los metales. La duración del proceso de lixiviado variará dependiendo de la ley del mineral, y la cantidad de roca molida. En cuanto a los productos químicos que se utilizan, dependerá de los metales que se deseen extraer. Por ejemplo, para el caso de la obtención de oro, el cianuro de sodio es uno de los compuestos que constituye la mezcla química que se echará sobre la roca. Esta última será finalmente tratada con carbón o cal para obtener el metal deseado y al cabo de todo este proceso, tanto la roca triturada con residuos de cianuro y metales pesados, como los químicos esparcidos que quedan luego de extraer los metales, son sencillamente abandonados en el lugar y a cielo abierto.



 En algunos casos, llevan a cabo un proceso para reducir el grado de toxicidad pero los métodos utilizados son insuficientes. En otros casos, como sucedió con el yacimiento Bajo La Alumbrera, quedó demostrada la contaminación del agua de un canal de desagüe, a través del derrame del concentrado mineral sin previo tratamiento de descontaminación. Todo el proceso en general implica un enorme consumo de agua y electricidad. Una mina a cielo abierto puede llegar a utilizar hasta 70 millones de litros de agua diarios y la empresa a ubicarse entre los principales consumidores de electricidad del país.
Trabajándose con toneladas y toneladas de roca diaria, es inevitable que no se genere una gran contaminación. En el caso de las minas que utilizan cianuro de sodio, es excesiva la cantidad de kilogramos de este veneno que se libera e impacta directamente sobre el ambiente. El cianuro puede ser absorbido por las plantas, por la piel de los animales afectando su sistema digestivo, e inhalado. También puede afectar los sistemas acuáticos, aún en bajas concentraciones. Además existe una variedad de metales y no metales (plomo, arsénico, uranio, etc.) que se hallan retenidos en la roca, y que luego de todo el proceso quedan integrados en mezcla química residual.






http://www.losquesevan.com/mineria-a-cielo-abierto.32c

10 comentarios:

  1. Conozco la mineria a cielo abierto y a la gente en las mineras las tienen como esclavos!... viven bajo enfermedades y en casa asinados!. UN DESASTRE como los gobiernos no hacen nada para combatirlo... saludos!
    RO!
    http://miarmarioperfecto.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
  2. En mi pais no hay mineria o sea que desconozco bastante el tema. Pero tu entrada da mucho en que pensar
    Bsos

    ResponderEliminar
  3. En el Perú hemos tenido verdaderos conflictos por la minería. Lo curioso es que las protestas son contra las empresas que se comportan responsablemente, jamás contra los informales que dejan todo hecho un desastre.

    ResponderEliminar
  4. Como Gabriela, soy peruana, así que te diría algo similar, que estamos familiarizados con los conflictos relacionados con la minería y la explotación irresponsable de los recursos; es un tema preocupante y de nunca acabar.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Es cierto lo que dices y creo que inevitable, pero si, la explotación irresponsable abunda!

    ResponderEliminar
  6. Creo que cada vez hay un poco mas de concientización pero los intereses todavía son mas fuertes.
    Besito!

    ResponderEliminar
  7. Hay corazón!!..si es que estos seres no sé que tendran en la cabeza...como si tuviésemos otro planeta de repuesto!...será que no piensan en sus hijos, nietos etc, que planeta les heredaran, porque si no lo hacen por su familia...imaginate por la humanidad!!!...besos amiga....

    ResponderEliminar
  8. y toda esta contaminación empieza con los geólogos que se dedican a buscar minerales en las fuentes de los ríos.
    ríos que finalmente serán utilizados como relaves mineros y que terminarán sin peces, langostas, langostinos, cangrejos y ya ni hablar de cocodrilos y caimanes, debido a la contaminación de sus aguas.
    saludos.

    ResponderEliminar
  9. Por acá estan por abrir una.

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Que pena, que pena, que pena...cómo decimos en España, esto es "pan para hoy y hambre para mañana".
    Ojalá llegue el dia en que esta práctica y este abuso desaparezca.
    Besotes querida amiga!

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Entradas populares